A medida que fue avanzando el embarazo de esta Quinta hija mía, me animé fantaseando sobre cómo sería su bautizo, pero la verdad que ni en mis mejores sueños salía tan bien como realmente sucedió. Dejádme contároslo todo:

Aprovechando nuestro viaje a Madrid este año por Navidad, quisimos “matar dos pájaros de un tiro” y así lograr que los mayores de mi familia pudieran estar en dicha celebración que para nosotros es súper importante, así que allá cogimos los siete el coche por primera vez y , ¡ carretera y manta! Cada vez que agregamos un nuevo miembro a la familia, el viaje se hace más pesado y vamos más pesados verdaderamente, pero llegamos allí con mucha alegría también.

Esta vez me quise encargar yo misma de montar toda la mesa dulce porque no lo había podido hacer en otras ocasiones y ahora quería hacer algo más que supervisar. Es cierto que me quedé sin tiempo para peluquería y manicura, pero no lo cambio por la satisfacción de ver que las cosas salieron como yo quería exáctamente.

Como podéis ver, el núcleo de la mesa fue este pedazo de carrot cake que, tal y como lo llamó Belén, su creadora, era un “nakedy” para chuparse los dedos. Era tan bonito este pastel de zanahoria de dos pisos que verdaderamente daba pena comérselo, pero al final, lo hicimos obviamente jeje.

Esta joven madrileña repostera sabe cómo hacer que triunfes en una celebración y así quedaron todos encantados con su tarta con macarons tan espectacular. Podéis ver en su cuenta de Instagram todas las delicias que va haciendo en Bake for two.

A continuación quise encargarle a mi amiga Alejandra, de Dechoco.es el resto de dulces: los cupcakes, cake pops y las galletas. Esta venezolana es experta en repostería de eventos y sus dulces no duraron ni un santiamén. Con deciros que mis hijos se pusieron al lado de los cake pops y una servidora ni llegó a probarlos siquiera, muy a mi pesar. Claro, al ser de chocolate, deberían estar riquísimos…

Tampoco pude probar las galletas de mantequilla con sabor a limón que repartí como recuerdo, pero fui feliz viéndolas tan bonitas con esos diseños infantiles en los colores pastel que yo quería.

Lo que sí que pude probar fueron los cupcakes de carrot cake especiados, ¡mis favoritos!

No os creáis que también me daba pena comerme esos baberitos y mini peines hechos con tanto esmero…

Por último, repartimos a nuestros invitados un librito de recordatorio hecho, una vez más, por Marietina porque tiene un estilo infantil muy dulce que no puede gustarme más.

Esta imagen de la Virgen gitana es la que tenemos en nuestra habitación, así que para mí tenía mucho significado


Marietina hizo, además, unas ilustraciones personalizadas tanto de nuestra familia como de los padrinos, un recuerdo precioso y muy real
La lámina copiaba la foto de una sesión que nos hicimos en la playa este verano antes de que yo diera a luz

Ahora que se acercan las Primeras Comuniones, no dudéis en contactar con Yolanda pues, como véis, hace unas auténticas monerías personalizadas. Podéis seguirla en su nueva cuenta de Instagram aquí.

Quiero dar las gracias a toda mi familia que contribuyó a que ese día fuera fenomenal, especialmente a Noelia y a sus padrinos: Fer y Conchita.

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *