Hola mamis, qué tal lleváis los calores? en remojo se soportan mejor, ¿verdad? Hace poco me convertí en embajadora de la nueva marca de porteo Baby Agua Bag y es por eso que os quiero explicar qué es eso exáctamente.
Como ya habréis visto por mis redes sociales, llevo unas semanas probando este fular de porteo ergonómico que es muy cómodo para el verano especialmente, tanto para playa, piscina, como para bosque o dentro de casa, pero para cuando el calor aprieta porque está hecho de un material transpirable que es una gozada. Es ligero, está hecho de 100% poliéster y se seca en seguida si se moja en el agua. Está fabricado en España, cosa también a tener en cuenta como punto positivo.

 

Con estas fotos hechas por mi amiga Ana quiero enseñaros cómo es posible conseguir llevar a tu bebé bien colgadito y pegadito a tí a pesar de sus 5 metros de largo. No os asustéis por su longitud (hay fulares mucho más largos, de hecho), si yo he podido, vosotras podéis seguro. Siempre ayuda ponérselo las primeras veces delante de un espejo y probando con un muñeco, si no os sentís muy cómodas y luego ya podéis sustituirlo por vuestro bebé.

Importante saber que tiene que quedar bien arriba, “a la altura de un beso“, como dicen siempre. Mi Cuarto al tener cuatro meses ahora , en la foto, mes y poco (era muy grande ya desde recién nacido, todo hay que decirlo) sale dormidito y con la cabeza girada de lado, pero también se puede usar con bebés mayores que sujetan ya la cabeza y que suelen estar despiertos. No obstante, por experiencia como madre que lleva más de 2 años porteando (¡tenía que haberlo descubierto con mi primer hijo!), os diré que los fulares son mano de santo. El bebé se relaja tanto al escuchar el latido de tu corazón que se queda frito en cuestión de minutos.

Lo bueno de los fulares de porteo como este BAB es que te permite tener las manos libres para cocinar, leer, cuidar a otros hijos…etc. Siempre puedes colocar las manos debajo de su culito si te da más seguridad al principio, pero si está bien anudado, no es necesario porque queda perfectamente cogido. Podéis buscar en you tube muchos vídeos dónde veréis como realizar los diferentes tipos de anudados desde los más simples a otros más complejos. Yo me hago el sencillito.

El BAB debe quedar así por detrás: con una cruz y un anudado. Si te molesta que te cuelgue la tela por debajo de los hombros, siempre puedes doblarla por encima de ellos, pero aquí os quería enseñar cómo queda en su versión extendido al máximo.

A mí, personalmente, me ha venido muy bien para la piscina porque al tenerme que encargar de otros tres hijos la mayoría de las veces, necesito tener las manos libres. Sobre los miedos que podéis tener algunas de que se ahoguen pues más de una me lo ha preguntado. Si está bien colocado el niño, no se ahoga. En caso de que estuviera mal colocado y empezara a respirar con dificultad, tú, como la persona que lo portea pegado a su piel, serías la primera en darte cuenta de que su respiración se acelera. Son totalmente seguros mientras se utilicen de manera adecuada.

Un día que salimos a hacer geocatching en familia, como ya os conté en este post, me lo quise llevar y me sorprendió porque aguanté con él más de un par de horas y con cero molestias. Os podéis preguntar si es bueno o no para la espalda. Vuelvo a repetir que si está bien colocado, no debería hacerlo. Lo que no voy a negar es que estás cargando con el peso de tu bebé, sea el que sea, pero si va bien repartido pesa mucho menos que llevarlo en brazos tal cual. Os lo digo yo que padezco mucho de las cervicales y las lumbares. Si no, no lo usaría.
También encuentro muy útil usarla si vas a recoger a tus hijos al colegio para no tener que descargar el carro que siempre es mucho más latoso y pesado. Eso sí que me da dolor de espalda. Te puedes hacer el anudado en casa y al aparcar, te lo pones dentro y voilà!

 

Además, la sensación de llevarlos pegaditos es una gozada. Eso estimula un vínculo más estrecho que beneficia la lactancia materna y si lo lleva el padre, pues vínculo también y fantástico.

¿Os dije que se quedaban fritos al poco de portearlos? es muy buena opción si vas al campo a hacer una excursión o recoger moras como contaba en este post el año pasado cuando estaba recién embarazada. Porque el tener bebés no implica quedarte encerrada en casa, al revés, hay que enseñarles el mundo.

Yo lo tengo claro: para mí, este verano el porteo lo hago con . A pesar de su longitud, se dobla muy fácilmente y se mete en esta pequeña bolsita y así lo puedes llevar en el bolso o dónde quieras porque ocupa poquísimo.
Además, lo que más me gusta de su fabricante es que es una mami como yo que se le ocurrió esta iniciativa. Un día en el mar se le resbaló su bebé (sin llegar a ahogarse) y entonces, muy asustada decidió inventar algo que le permitiera sujetar a su hijo de una forma segura teniendo las dos manos libres. La entiendo muy bien. Este verano se ha ahogado ya La Menor en dos ocasiones. Por suerte fueron tan sólo unos segundos y no pasó nada, pero entiendo su miedo y necesidad de buscar una solución para poder disfrutar de un verano seguro en familia.
¿Os animáis a probarla?

 

 

María

Comments are closed.