Cómo veo que mi último post de carácter más personal os gustó mucho, hoy vengo con la segunda parte, por así decirlo, en la que explicaré cómo nos organizamos para salir de casa los 6 miembros de esta familia a las 9am.
Insisto en que sólo explico cómo hacemos nosotros las cosas por si a alguien le interesa copiar alguna idea, no pretendo dar lecciones a nadie.
Pues allá va:
Cómo os contaba en mi último post de cómo acostar a tus hijos a las 8pm, la consecuencia inmediata y lógica, por otro lado, de que se acuesten pronto es que se levantan pronto también: a las 7am para ser exactos ¿Preferiría que se levantaran a las 10 de la mañana los fines de semana? sí, desde luego, pero bueno, es lo que hay. No se puede pedir peras al olmo. Yo con que duerman sus 11 horitas del tirón  por la noche más otras 2 o 3 de siesta en el fin de semana que pueden, estoy más que satisfecha.
También es cierto que lo que os voy a contar ahora es posible desde hace cosa de un año, año y pico,  porque mis “mayores” ahora tienen 6 y 5 años, pero es tirando a imposible con niños de 2 años, por ejemplo. Avisadas quedáis. No me vengáis luego decepcionadas de que vuestro hijo de 24 meses no desayuna sólo.
Lo que hemos establecido con ellos es que si se levantan a las 6,30 deben volver a dormirse hasta las 7, o al menos, quedarse tranquilos en su cuarto. Una vez son las 7, vienen a nuestro cuarto para avisarnos (yo lo oigo así como el susurro de una sirena en la lejanía) y se van entonces a jugar al salón. Ellos saben que hasta las 8 no se puede desayunar y obedecen bastante, cosa que no deja de sorprenderme.
Aquí el Mediano con su típica sonrisa pícara en plena batalla para que se arregle para bajar a la piscina. Sí, porque él es así de mono 😉
A las 8 suelen tener bastante hambre, así que desayunan. Les solemos dejar preparadas cosas que pueden desayunar: galletas, cereales..y ellos mismos se sacan la leche de la nevera, aunque entonces mi marido ya se levanta con ellos porque son tan independientes que nos da miedo que quieran coger algo y se suban a las encimeras y se caigan.
La Asociación Americana de Pediatría dice que los niños no deberían ver la tv hasta los 3 años en absoluto y me parece genial, pero desgraciadamente, en esta casa es imposible. Intentamos no abusar de la tv como niñera, pero desde luego que mis hijos sí ven la tv cada mañana. Ellos ya saben qué canales pueden ver y qué programas les dejamos ver. Mi madre me educó muy rigurosamente sobre qué ver y qué no ver y yo, aunque no lo entendía en su día, con el paso de los años lo he ido haciendo y de hecho, lo pongo en práctica con mis hijos.
En su cole nos explicaron en una charla que los dibujos animados no son aptos para todas las edades porque depende de su ritmo visual. Si os fijáis, hay dibujos leeeeentos tipo Pocoyo, Baby Einstein (que ya sabemos que es de entretenimiento, no educativo) , Peppa Pig y  Ben y Holly con música dulce y que a menudo interactúan con los televidentes. Luego, subimos de escalón y ya pasamos a los de ritmo movidito, tipo La Patrulla Canina, los PJ Masks (que mis hijos adoran) y luego, están los dibujos japoneses tipo Doraemon que son más rápidos también y más aptos (si es que te gustan) para niños un poco mayorcitos. En fin, que me voy por otros derroteros y no quería centrarme exclusivamente en el tema de la tv, pero es que da para un post entero monográfico.
Total, que después de levantarse, jugar, desayunar y ver la tv, apagamos la tv y se visten. El tema vestirse mientras está la tv puesta no me gusta porque se empanan básicamente y se visten más lentos. No quiero niños atontados por la tv, así que cuando llega la hora de vestirse, les doy sus uniformes y se los van poniendo los tres. El Mayor se viste en un santiamén, el Mediano es muy remolón y la Menor se quiere vestir ella sola bastante y la verdad que tengo que decir que lo hace muy bien. El buen padre acude para peinarla (sí, por fin he conseguido que aprenda a hacerle coletas este año!).
Mientras tanto, yo que tardo más en levantarme por las malas noches con múltiples despertares, voy despacitoooo y les hago un zumo de naranja natural casi cada mañana del año. Muchas veces me ayudan ellos mismos. De hecho, se suelen pelear por exprimir ellos mismos las naranjas y yo, encantada. Creo que dentro de un par de años no será así..;) Otras veces hago smoothies si tengo fruta madurita, pero no tienen tanto éxito entre ellos como el mítico zumo de naranja colado (con pellejitos no les gusta).
Mientras yo me visto, el buen padre cambia el pañal al Cuarto y lo cambia y así somos capaces de estar cada día listos a las 9 para ir al cole. Sí es fin de semana ahora en verano, estamos listos para bajar a la piscina, pero no les dejo bajar antes de las 10,30 pues temo mis vecinos nos odien. Bastante tienen ya con oirles gritar y llorar porque seamos realistas en una casa con niño se oye ruido, mucho ruido. Pero igual que yo me aguanto con todos los ruidos que hacen los perros de mis vecinos, vaya. Hoy por tí, mañana por mí.
Aprovechamos hasta que sea una hora decente haciendo puzzles, castillos, jugando a las muñecas ellos y nosotros cocinando o lo que sea. En fines de semana sin nada que hacer mi marido me deja dormir hasta las 10 o así, cosa que agradezco enormemente porque si no,no podría aguantar el ritmo. Lo bueno de estar listos tan pronto es que tienes tiempo para hacer muchas cosas (ya, a veces demasiadas jaja) y así aprovecho porque es mi pico de máxima actividad en el día junto con la noche a partir de las 10pm y así pongo lavaplatos, lavadoras, hago mil listas..etc
Dado que mi marido llega muy tarde a casa a diario y no puede ver a los niños por las tardes, él se encarga de ellos por las mañanas y les lleva al cole. Además, cada semana se suele llevar a un hijo a desayunar a una cafetería para hacerle sentir único e importante. Intentamos así mitigar los inevitables celos que existen entre todos ellos. Es una pequeña estrategia que nos sugirió una profe de nuestros hijos y les encanta además. Alguna vez también me invita a mí y todo 😉
Pues nada, mamis, así es como nos organizamos en casa. ¿ Os ha gustado?, ¿creéis que podéis aprender algo de ello? contádmelo, por fa. Me encanta saber vuestra opinión al respecto.

 

María

Comments are closed.