Sois muchas las que me habéis preguntado qué es lo que hay que llevar en la maleta para dar a luz en el hospital, por eso he decidido hacer este post pensando en vosotras por si pudiera ayudaros. Obviamente cada hospital te dirá las cosas pertinentes a llevar y hasta en el catálogo de juguetes del Corte Inglés podéis encontrar prácticas listas, sin embargo, yo os quiero dar mi opinión como madre de cinco.

Para empezar hay que tener en cuenta que tienes que preparar cosas para entre 24 horas mínimo y una semana máximo, si todo va bien. Diréis que qué exageración 7 días, pero yo he tenido estancias de esa duración en hospitales tras la primera cesárea y tras un parto instrumentalizado en el que me desangré y estaba tan anémica que no me tenía en pie literalmente. Lo normal, son 48-72 horas, pero como van a ser días poco glamurosos dónde te vas a manchar mucho, yo prefiero llevar todo de más.

Así que aquí va mi lista para la mamá :

  • 4 camisones amplios con abertura en el pecho para amamantar
  • 3 sujetadores de lactancia de una talla más que la habitual porque tus pechos crecerán muuucho
  • Braguitas desechables de abuelilla que no te aprieten, pero que te recojan bien todita. Podéis usar las que os hablaba el otro día de ellas en mi post sobre “kit de recuperación post-parto”.
  • Compresas post- parto como las de Nur Organic 

Permitidme que me detenga a hablar de estas compresas tocológicas y ecológicas que he descubierto hace poquito. Estas compresas están pensadas precisamente para los días después de dar a luz. Son extremadamente suaves y absorben sin problemas las secreciones de restos de placenta y moco cervical. Además, y muy importante, el algodón tejido evita que las fibras se adhieran en caso de episiotomía.

Son transpirables, hipoalergénicas, tienen un núcleo de celulosa bio y no llevan cloro ni perfumes. Además me gusta esta marca por su filosofía de tratar la menstruación de la mujer y los productos que necesitamos como algo natural sin ser un tabú. En su web podéis ver que además de estas compresas específicas, tienen otras muchas, copas vaginales y esencial florales para distintas etapas de la vida de la mujer.

Una vez en casa, con estas compresas podéis prepararos unas compresas de recuperación con aloe vera, agua de hamamelis y unas gotitas de aceite esencial de lavanda, tal y como os expliqué en este post. Yo prometo hacerlo. Ya os contaré qué tal.

 

  • Pezoneras (por experiencia)
  • Lanolina 100% pura para los pezones
  • Secador con opción de aire frío para los bajos y pezones también
  • Cepillo de pelo y de dientes y chicles de menta (por si por una cesárea no pudieras lavártelos)

Y esta sería mi lista para el bebé:

5 bolsitas individuales con lo siguiente cada una:

  • 1 gorrito para que no pierdan calor por la cabeza
  • 1 body
  • 1 polaina y camisetita
  • 1 jersey de lana si es invierno y más finito si es verano
  • 1 paquete de pañales  talla 1 . Me los llevo porque en el primer hospital dónde parí, me los cobraron a precio de oro y nunca más.
  • 1 paquete de toallitas

Esta vez he decidido probar unos pañales y toallitas ecológicos de la marca Pingo de la que había oído hablar mucho por no ser tan tóxicos como los demás a los que estamos acostumbrados a usar. Tienen un envase biodegradable y llevan un indicador de la humedad. Pingo es el primer pañal con el distintivo de ecológico con 3 certificaciones que ofrece una capacidad de absorción y respiración superior a los estándares habituales gracias a sus materiales que son muy suaves y no llevan tratamientos químicos agresivos como cloro, perfume y PVC, lo cual les convierte en el pañal perfecto para un recién nacido.

Aquí podéis ver cómo es por dentro. Aparentemente es como cualquier otro, pero estoy segura de que serán mucho mejores para el culito de nuestra peque. ¡ Ya os contaré qué tal nos van!

Las toallitas llevan una loción de última generación sin phenoxyethanol, parabenos, colorantes, perfumes ni productos irritantes. Tan sólo aloe vera y camomila para prevenir las irritaciones. Su tejido está elaborado a partir de una celulosa certificada. El tejido es suave y resistente permitiendo una limpieza eficaz sin dañar la piel del bebé , pero aún así es bastante húmeda para evitar tener que frotar mucho la misma. Su embalaje también es de plástico reciclado y tanto la toallita en sí como la loción que lleva impregnada son biodegradables.

  • 1 peine porque me salen todos muy peluditos también
  • 1 toquilla y una mantita más gruesa o finita según la estación del año (sirven también como fondo para las fotos del hospital)

Y para meter toooodo esto, ¿ qué mejor que la famosa mommy bag de Childhome? La venden en la tienda de puericultura Itsy Bitsy, de la que ya os he hablado en otras ocasiones con otros productos suyos aquí. 

En este bolso de Mary Poppins extra large podéis meter absolutamente de todo. Creo que nunca había visto una bolsa tan grande, la verdad, pero es perfecta para mí porque siempre necesito espacio de más. De hecho, con todo lo que os he contado arriba, la he llenado hasta los topes. Lleva unas asas marrones por si le quieres añadir para colgártela, aunque yo la prefería así.

Por dentro, además de un cambiador gris que viene, hay varios compartimentos, bolsillos y gomas para guardar todo tipo de cosas. Vamos, que estoy segura de que estáis tan enamoradas de ella como yo. Cuando os la enseñé por stories hubo más de una que me dijo que hasta le daban ganas de quedarse embarazada para poder tener una excusa para comprársela, pero yo os digo que no hace falta esperar a ello. Cualquier pretexto es bueno para tenerla si eres madre: cumpleaños, santo, reyes, día de la madre, autoregalo…;)

Así que como véis, ya estoy lista para parir en cualquier momento. ¡Ay, qué nervios!

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *