De pequeña siempre tuve miedo a los perros. Creo que fue desde un día en el que me enteré que uno mordió al hijo de una amiga de mi madre. Desde entonces, mi relación con ellos ha sido de miedo nivel me cambio de acera si veo uno. No obstante, con el paso del tiempo, he ido perdiendo el miedo y los voy “tolerando” más, aunque no dejan de darme respeto. Antes de casarme, compartí piso con varias personas y, entre ellas, una señora con un gran perro muy mayor, el pobre y solía sacarle a hacer sus necesidades cada mañana. Todavía no sé ni cómo llegué a hacerlo y superar mi miedo, la verdad.

El caso es que cuando una tiene hijos se plantea muchas cosas. Mi marido, al contrario que yo, es un súper amante de todos los animales en general y más concretamente de los perros. Nosotros en casa tuvimos un pastor alemán durante unos 3 años, pero él tuvo dos pastores alemanes durante mucho tiempo y los recuerda con mucho más cariño que yo a la mía que tenía que dar de desayunar cada mañana, muy a mi pesar.

Hay algunas cosas de mi forma de ser que no quiero que mis hijos hereden como el ser tiquismiquis con la comida, el miedo a la oscuridad o el tener miedo/respeto a los perros. Si ellos ven que tengo esa relación con ellos, es probable que ellos tengan ese mismo miedo y no lo querría yo para ellos, no quiero que sufran. Yo pensaba que lo normal es tener miedo a los animales y con mi Cuarto hijo he descubierto que eso no es así.

Al quedar mucho en casa de mi amiga Gisela, El Cuarto convive esos ratitos por las mañanas con Dona, su gran perro negro labrador. Mi primera reacción era de separarlo de ella pues es muy grande, aunque totalmente inofensiva, eso sí. Cuál fue mi sorpresa al ver que si le dejaba cerca suyo, al igual que hacía Oliver, el hijo de Gi, él ni se inmutaba, no lloraba, ni le rehuía, era como un juguete más al que a veces le hacía más o menos caso, pero nunca tuvo una reacción negativa. Esto me ha hecho reflexionar sobre la relación que tengo con los perros y mis irremediables prejuicios para con ellos.

Después, leyendo en la tienda de perros online Portal del Criador he descubierto que el labrador es, precisamente, una de las razas de perro mejores para convivir con niños, lo cual explica la naturalidad de la relación de Dona con el Cuarto.

En casa no tenemos intención de tener animales de compañía. Siendo ya 6 en un piso creo que ya está bien. Diferente sería si viviéramos al aire libre y necesitáramos un perro para protegernos. En ese caso, me plantearía comprar un labrador  en un lugar que me inspirara confianza y que los criadores tuviesen todos sus credenciales en regla como el Portal del Criador , así que estarían entre mis primeras opciones. Nada de mensajes de whatsapps diciendo que sobran cachorritos aquí y allá, cosa falsa la mayoría de las veces, por cierto. Si hiciera las cosas, las haría bien.Buscaría en esta web de confianza dónde te dicen de cada animal si tiene vacunas, pedigrí,microchip

Lo que sí que imagino que sería un problema sería dejar a nuestra mascota en casa cuando viajáramos a Madrid por vacaciones, por ejemplo.En ese caso, creo que sería mejor hasta llevarnos el perro con nosotros. Seguro que mis padres y hermanos estarían encantados porque desde que tuvieron que dejar a su pastor alemán con otros dueños por mudarse de una casa a un piso, están con el “mono” de un perro. Nosotros solemos viajar a Madrid en coche, si bien es cierto que hemos ido en ave alguna vez.

Os dejo con esta infografía tan útil de qué hacer si viajáis con perros según el medio de transporte que elijáis. Seguro que más de uno ya tiene la mirada de sus vacaciones de verano y no os viene mal tenerlo en cuenta.

¿Vosotras tenéis perros?, ¿alguna miedosa como yo? Y si tenéis ¿cómo conviven con vuestros hijos?

María

1 Comment on ¿Es normal que los niños tengan miedo a los perros?

  1. Inma (homoprimerizus)
    18 marzo, 2017 at 2:56 pm (7 meses ago)

    No me gustan los perros, ni los animales en general. Y me da bastante rabia cuando la gente intenta imponérmelos…soy capaz de convivir a ratos con perros muy tranquilos de conocidos que casi no interactúan conmigo…el resto, lejos por favor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *