Allá por el embarazo de la Menor, Mónica, mi osteópata de Temps per Tú, un centro de Rubí dedicado a la salud y bienestar de la mujer, me diagnosticó que tenía diástasis abdominal y reconozco que el ritmo de vida trepidante que llevaba con los 3, me hizo dejar el asunto aparcado hasta que, una vez parí al Cuarto, me lo volvió a ver.

La verdad que la noticia fue como un mazazo, y eso que ya me lo habían diagnosticado antes, pero quizás me pilló en una época con más ganas y fuerza de voluntad para cuidarme y opciones de un canguro para yo poder ir así a este centro.

Vi que Emma Pernas, la directora del centro, tenía unas clases grupales en petit comité por las mañanas y no dudé en apuntarme. Yo no sabía que llegaría a trabajar y sudar tanto y hasta tener importantes agujetas, pero es que lo que se hace en ellas es como hit, o sea, de intensidad alta.

Yo ya había hecho muchas veces hipopresivos en cursos, pero no sabía que se podían hacer tantas posiciones: en estático, en dinámico…sobre un tronco para potenciar su trabajo, en colchoneta..¡Si no he hecho 50 posiciones diferentes mientras he hecho hipopresivos, no he hecho ninguna!

Aquí os dejo con algunas posiciones básicas que hacíamos en las clases:

Parecen sencillas, pero hacerlas bien requiere una gran concentración. Al principio estás deseando que se acabe la clase porque no puedes más, pero luego si dejas de ir una semana, tu cuerpo te lo pide. Y lo dice una tirando a vaga…

Emma te va corrigiendo la posición de la barbilla para que mire hacia abajo, los pies hacia arriba, hombros relajados…para que así vayas perfeccionando cada vez más la técnica.

Emma nos explica que la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH), ha sido creada por el doctor Caufriez (en los años 80). Caufriez trabajaba en el mundo del embarazo y el posparto, y creó esta técnica para sustituir los abdominales clásicos, ya que se dio cuenta que estos crean una hiperpresión sobre el suelo pélvico y pueden provocar disfunciones. Hoy en día, este trabajo, ha sido recuperado y completado por diferentes especialistas.

Se trata de una técnica global de trabajo postural que consiste en una serie de ejercicios posturales y respiratorios rítmicos hipopresivos. Son ejercicios que trabajan la faja abdominal, a través de la disminución de la presión dentro de la cavidad abdominal, torácica y pélvica, debida a la relajación (tónica) del diafragma, provocando indirectamente, una activación refleja de la faja abdominal y del suelo pélvico.

La directora del centro nos explica qué efectos tiene gha sobre el organismo: 

  • Mejoran la postura, trabajando sobre los desequilibrios musculares, reforzando las cadenas musculares. Ayudan así a mejorar hernias o protrusiones discales, y a estabilizar el esqueleto.
  • Aumentan el tono de toda la faja abdominal y del suelo pélvico, previniendo o ayudando a disfunciones como incontinencias, prolapso, estreñimiento…
  • Mejora las funciones respiratorias, ya que trabajan a través de las costillas, ayudando a mejorar las capacidades ventilatorias.
  • Ayudan a reducir el perímetro de la cintura, ya que trabajamos toda la faja abdominal.
  • Disminuye la pesadez de piernas y dolores abdominales, ya que ayuda a la correcta colocación de los órganos pélvicos y abdominales, y a descomprimir los ganglios linfáticos.
  • Mejoran la función sexual, porque aumentan el riego sanguíneo dentro de la pelvis.Hay tendencia a pensar que es una técnica muy ligada a la recuperación de un parto ya que trabajan la faja abdominal y mejoran el tono del suelo pélvico, pero en realidad tiene múltiples beneficios fuera del mundo del embarazo.  ¿En qué casos están indicados?
    • Para todas aquellas mujeres que tengan la intención de pasar un embarazo, así mejoraran el tono basal de su faja abdominal, y mejoraran la tonicidad del suelo pélvico.
    • Para complementar una recuperación de una disfunción del suelo pélvico (incontinencias, prolapsos, estreñimiento, dolor abdominal…)
    • Para complementar recuperaciones de patologías de dolor o lesión de espalda, ya que ayuda a recuperar o mejorar la postura.
    • Mujeres en pre menopausia o con menopausia instaurada.
    • Para todos los deportistas, ya que mejoran el tono del abdomen y el suelo pélvico, y mejorar la capacidad respiratoria.

    Emma Pernas nos explica que el GHA es ,especialmente, para personas que necesiten recuperar el tono del abdomen, ya sea porque éste está débil o hinchado, después de cesárea u otras intervenciones a nivel de abdomen o pelvis.Está contraindicado para mujeres embarazadas y personas con hipertensión arterial.

    ¿Os habéis puesto vosotras ya las pilas con los hipopresivos tras vuestros partos, mamis?

María

1Pingbacks & Trackbacks on Clases de hipopresivos en “Temps per tu”,Rubí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *