Uno de mis cuidados que no abandono desde que fui madre es tomar vitaminas tanto en el embarazo como en la lactancia. No exagero si os digo que os puedo contar con los dedos de una mano los días que las he dejado de tomar por algún motivo. Tengo tendencia a tener anemia y duermo muy interrumpidamente por las lactancias prolongadas de mis hijos, así que para mí las vitaminas son fundamentales.

Hace unos meses empecé a probar las vitaminas de Leotron de la casa Angelini y , tras llevar usándolas 4 meses, os puedo asegurar que ahora me siento con más energía . Quizás es porque llevan vitaminas, minerales, jalea real, coenzima Q10 para reforzar el día a día, reducir el cansancio y la fatiga gracias a su contenido en vitaminas del grupo B.

wp_20160608_14_01_46_pro

Basta con tomar una al día. Yo la tomo en ayunas antes de desayunar y me sientan muy bien.

También hay otras modalidades:

  1. Las Complex que llevan además de lo anterior, ginseng
  2.  Las Leotron éxamenes para estudiantes con más vitamina B5
  3. Las Leotron deporte que aumenta tu capacidad de resistencia y rendimiento físico por su contenido en cafeína (perfectas para tomar en momentos puntuales de máxima energía).
  4. Las Leotron mujer con resveratrol para nuestras necesidades específicas.
  5. Las Leotron Vitamina C para ayudar al funcionamiento normal del sistema inmunitario

instagramcapture_d30d8235-3ebf-4f40-8960-5de8aee01171

Ya sabéis mi afán por buscar el anti-estrías perfecto. He tenido ocasión de probar esta crema de Repavar que ayuda a prevenir y reparar la formación de estrías y grietas por el embarazo, lactancia o pérdidas de peso. Aunque también la he usado durante el embarazo diariamente, es fundamental seguirla usando después cuando la piel vuelve a su sitio (porque parece mentira, pero todo vuelve, más o menos a su sitio, sí).

El punto a resaltar de esta crema rica en aceite de rosa de mosqueta r. rubiginosa con extracto puro de centella asiática y agua de hamamelis para calmar el picor producido por estos cambios en la piel) es, sin duda, su olor tan suave y agradable. Normalmente la combinación de estos ingredientes hace que su perfume sea bastante desagradable, pero ésta me encantó por su olor a rosas.

antiestrias-repavar

Como toda crema, necesita que seamos súper constantes si queremos notar mejoras en la piel. Yo, que me llevo la palma en lo que a estrías se refiere, os puedo asegurar que la piel del abdomen la tengo más suave y las estrías se han aclarado con el paso del tiempo y el uso diario de esta crema.

¿Cuáles son vuestros básicos de belleza, mamis? ¡contádmelo!

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *