Desde que soy madre, he ido acumulando una cantidad ingente de juguetes. Todo me hace gracia: peluches, muñequitos, coches, cuentos..etc pero, al final, supongo que os pasa a vosotras también que acaba tu salón y toda tu casa realmente convertida en una guardería o una sala de juegos, así que llega un punto en el que tienes que pensar en cómo organizar tu casa cuándo tienes niños.

Esto no es fácil cuándo no cuentas con mucho espacio o un espacio dedicado exclusivamente a ello. Vamos, que mi sueño sería tener una habitación de juguetes, por pequeña que fuera porque fijo que la llenaba, pero mi realidad es otra, así que hemos tenido que ir adaptando nuestro hogar poco a poco. Para ello me fijé en cómo organizaban en la guarde los juguetes, nada mejor que su experiencia. Allí vi que tenían cajones para tenerlo todo separado. Cajoneras tipo éstas dónde separan artículos tipo en un cajón sólo coches, en otro peluches, en otro pelotas.

Buscando muebles para poner esto en práctica me topé con la web de Lionsgate que cuenta con un basto surtido de  cajoneras de todos los tipos y colores.

En este enlace podéis ver, por ejemplo, un montón de opciones que seguro que se adaptan a vuestras casas. A ellos también les ayuda el saber dónde guardar cada cosa y como dice la canción: “a recoger, a recoger, cada cosa en su lugar”. Esa es una cosa en la que nos insistían en su cole en las charlas que iba sobre cómo organizarte “un sitio para cada cosa y una cosa para cada sitio“.

Yo no soy muy buena pensando en cómo distribuir los espacios, así que, además, para coger inspiración, me vino muy bien leer artículos de su web, aunque por suerte, mi marido es más visionario que yo porque yo soy de las de que compro algo y luego llego a casa y resulta que no cabe como me pasó con la litera del cuarto de mis hijos.. (sin comentarios). Pero bueno, voy aprendiendo que lo de medir se lo dejo a mi marido.

Otra cosa que me parece también útil, además de tener todo bien clasificado, cosa que les ayuda tanto a padres como hijos, es el tener el hogar adaptado a ellos con cosas tan sencillas como un baño a su medida para cuándo hay operaciones pañal de por medio, cosa que se puede alargar durante muchos meses, según el niño.

Habrá niños que les guste un orinal, los hay de mil tipos y colores, con músicas y de todo, aunque yo, francamente, soy más de la vieja escuela y prefiero que pasen, en cuanto puedan y quieran al wc directamente. Hay unas pegatinas muy buenas de las que ya os he hablado en otra ocasión en este post que puedes pegar tanto dentro del orinal como en el water que sirven para motivar al niño a que haga pipi dentro porque al hacerlo, cambia de color la pegatina ( a los críos les encantan estas tonterías jeje) .

Además, durante un tiempo me parece práctico tener un reductor del wc como éste que he encontrado aquí para que así el niño no se caiga dentro de la inmensidad (parece una chorrada y no lo es). Sus culitos son pequeños y si no son muy ágiles, se caen por el agujero literalmente o quizás, simplemente les da miedo.

También me ayuda ponerles un escaloncito de estos de Ikea para que ellos mismos puedan subirse, tal y como hacen en las guardes y así no tengas que estar tú subiéndoles cada vez que quieran ir al baño. Creo que es bueno que aprendan a ser independientes, tienen perfecta capacidad para hacerlo y, además, a mí, por ejemplo, ha coincidido con dos niños que sus “operaciones pañales” fueron durante embarazos, así que yo no estaba por la labor de auparles con el pedazo barrigón.

En fin, son pequeñas cosas que a mí me han funcionado y por eso las quería compartir con vosotras, por si os sirven de algo.

¡Contadme cuáles son vuestros truquis para tener vuestro hogar adaptado a niños!

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *