No sé si sabéis lo mucho que me gusta la moda, tanto la infantil como la mía propia, sólo que no le puedo dedicar todo el tiempo ni los recursos económicos que quisiera por mis circunstancias. Ir de compras con los 4 no es una opción, la verdad, porque me generan más estrés que otra cosa. O consigo un centro comercial con servicio de guardería o no compro directamente. De hecho, he estado muchos, demasiados años sin pisar un Zara por eso precisamente. El entrar en una tienda y que tus hijos o incluso sólo un niño de 2 años empiece a coger todo, las miraditas de la dependienta que se va poniendo tensa, tu que intentas parecer cool a toda costa en plan “yo controlo, tranquila” son cosa del pasado a lo que ya no me arriesgo, que queréis que os diga.

El ir  shopping debería ser algo relajado, súper divertido y estimulante, pero si no te lo puedes permitir, he descubierto que hoy en día hay una alternativa muy buena y es que alguien compre por tí sabiendo lo que tú quieres exáctamente. Es como el enviar a tu madre o hermana de compras, pero haciéndolo un personal shopper que además, sabe mejor lo que te favorece y está de moda.

Hace poco descubrí los servicios del personal shopper de Viume que se dedican precisamente a eso. Es una manera rápida, fácil y personalizada de que puedas comprar las prendas de ropa y complementos que tu necesites ya sea para vestir a diario o en ocasiones especiales.

Además, es un servicio rapidísimo porque yo hice el pedido un día y a las 24 horas lo tenía en la puerta de mi casa, así que incluso si tenéis una emergencia como una boda o fiesta y habéis dejado para el útimo momento el qué poneros, ya sabéis. En caso de que no te guste lo que han seleccionado para tí, tienes 3 días para devolverlo.

Su packaging es súper cuidado, como podéis ver. ¿Y qué me decíis de mis iniciales en esas pegatinas blancas? muero de amor…hasta las he pegado en mi móvil porque ¡me chiflan! jeje

Hay veces que te sorprenden con cosas que ni tú habías formulado y con las que a lo mejor tú no te atreverías, pero eso también me gusta ,el darle un poquito de emoción al asunto y arriesgar. Cuando abrí su bonita caja y me encontré con esta preciosidad de bolso, aluciné porque justo yo había estado mirando bolsos de mimbre de este estilo y me encantaban (a parte de ser una obsesa de los bolsos, aunque desde que soy madre suelo llevar el mismo casi siempre).

En esta ocasión, yo les dije que quería un vestido veraniego blanco abotonado, pero que al estar embarazada de 6 meses y con mucha tripa fuera algo holgadito, pero que siguiera siendo tendencia y ellos dieron justo con lo que yo quería:

Y así queda puesto el look, ¿qué os parece? , ¿ una buena idea para comprar sin salir de casa o qué? Pues ale, ya sabéis dónde encontrarles en instagram en @viumeofficial o en su web aquí. 

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *