Hoy os quiero contar mi experiencia en el Super Junior Day organizado por Nestlé, una mañana de bloggers en la que aprendimos cosas interesantes sobre alimentación infantil.

Como muchas ya sabréis, yo he dado el pecho de modo exclusivo hasta los 6-8 meses con mis cuatro hijos. Con el Cuarto a los 6 meses empezamos ya con el baby led weaning porque se lanzaba sobre la comida y le veía muy preparado. Ahora seguimos y seguiremos con la lactancia materna hasta que él quiera destetarse. De modo que queda claro que para mí el pecho es fundamental en el primer medio año del bebé y los siguientes meses y años. Es lo mejor para ellos físicamente y hasta a nosotras nos ayuda de muchas maneras, pero hoy no he venido a hablar de los ya sabidos beneficios de la lactancia materna.

Una vez les desteto o se destetan que suele ser en torno a los dos año, dos años y medio, empiezo a darles leches artificiales. En casa somos muuuy lecheros, empezando por una servidora. Viene entonces una etapa muy importante para ellos, cosa que me recordaron en este evento que fui.

Una nutricionista nos estuvo explicando estas necesidades de los bebés hasta el año de edad y más adelante, como os he explicado arriba y para ello usó un divertido juego para engancharnos a todas las bloggers asistentes. Gracias a este evento aprendí que una leche de crecimiento es mejor que la de vaca por su mayor contenido en hierro, proteínas, vitamina D. Además, ¿sabíais que los niños a partir de 1 año necesitan 6 veces más hierro y 3 veces más de energía que un adulto?  Eso es fundamental para las defensas de su organismo, para el buen funcionamiento de sus músculos y para el desarrollo y el crecimiento cerebral.

Un 12,9% de los niños entre 6 meses y 5 años padecen anemia en España. Esta cifra me parece bastante alta, la verdad y me sorprende bastante. Pensé que sólo las embarazadas o las que lactamos prácticamente la padecemos. Por eso las fórmulas de leche de crecimiento están enriquecidas con hierro.

Los niños entre 13 y 36 meses suelen ingerir demasiada proteína, dato que tampoco me imaginaba. Por eso las fórmulas de las que hablamos llevan menos proteínas. En cambio, el consumo de vitamina D es deficitario en niños de entre 12 y 36 meses, por eso estas leches llevan más de esta vitamina.

La leche Nesté Junior crecimiento aporta un 81% del hierro que necesitan diariamente. Es leche fresca recogida diariamente en los valles del Norte de España. En ella, se sustituye la grasa animal por grasa vegetal, se reducen las proteínas animales, se introducen 13 vitaminas, calcio, hierro y zinc necesarios para el crecimiento del niño a partir del año.

En Nestlé tienen la variedad normal, la de con galleta María y la de con cereales. Yo no las había probado nunca y mis hijos tampoco, de modo que la normal fue la que más les gustó porque se parece a lo que están acostumbrados.

Lo que sí que les había dado a mis hijos son estas mini galletitas redonditas porque ya desde el Mayor las compraba porque me gustaban por su tamaño porque eran muy fáciles de coger. El Cuarto no parece estar tan  entusiasmado con ellas, pero es que no le gustan en general las galletas, es más de salados. Eso sí, otro día os tengo que hablar de los yogures de Nestlé que no necesitan refrigeración porque eso sí que es su perdición que ahora mismo para cenar se acaba de tomar la friolera de casi 3 de ellos y aún me pedía más.

Bueno, que me desvío del tema. En esta simpática mañana no sólo aprendimos. El Cuarto estuvo un poco guerrerillo  y me dejó atender regulín, pero por suerte, luego se durmió y pude disfrutar más. Ahí le tenéis muy atento a las explicaciones de la nutricionista.

Después vino un estupendo brunch digno de reinonas como nosotras. Había para todos los gustos y como yo y el Menor somos de buen comer, quisimos probarlo (casi) todo, ¡hasta el humus de remolacha! que oye, nos sorprendió gratamente. Es una pasada ver cómo va descubriendo sabores… me encanta observarle en esos momentos de probar un alimento por primera vez sin prejuicios. De hecho, ya le he dado salmón ahumado y carrot cake y le gusta todo. Es una gozada de niño. Pero de eso hablaré en otro día más en profundidad sobre la introducción a la alimentación complementaria a través del blw que ya sois muchas las que me lo habéis pedido.

Con la tripita bien llena y contentas, pasamos a una interesante mesa redonda sobre cómo monetizar tu blog con Isabel Levya del blog  “Mamá, quiero ser blogger” a la cual quizás conocéis también por su blog de  “La 5th con Bleekerst”. Esta parte fue especialmente interesante y novedosa para tí pues nos dijo a las bloggers cosas sobre las que yo ni había reflexionado como que la clave del éxito es encontrar eso que te diferencia de los demás, en lo que eres bueno y venderlo en forma de producto. Esta idea me ha dado qué pensar..todavía tengo que darle muchas vueltas, pero me ha servido, sin duda, de inspiración para saber hacia dónde enfocar mi blog.

A veces ya sabemos las cosas, pero nada como que un profesional del sector te las recuerde, para tomártelo más en serio.

Aquí nos tenéis a las 12 bloggers asistentes junto con Andrea. Recuerdo de una gran mañana que pasamos aprendiendo y pasándonoslo bien a la vez.

Y vosotras, ¿qué leches artificiales dais a vuestros hijos cuando recurrís a ellas?

María

2 Comments on Súper Junior day de Nestlé Bebé

  1. Inma (homoprimerizus)
    21 diciembre, 2016 at 9:24 am (9 meses ago)

    Me parece muy interesante. Había leído mucho en contra de las leches de crecimiento y nada a favor.yo estaba empeñada en darle ya a Payasote leche normal y me enfadé cuando me dijeron en la revisión que le diera leche de crecimiento al menos unos meses…obedezco pero ahora estoy más tranquila sabiendo que tiene un motivo

  2. María
    1 febrero, 2017 at 1:59 pm (8 meses ago)

    No te acostarás sin saber una cosa más,Inma! 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *