Sí, señoras madres, esa fue la pregunta que me lanzó el otro día mi traumatólogo, no pediatra, sino traumatólogo, cuando le dije que suponía que me dolía la espalda por la postura de amamantar ( eso y un reciente accidente de tráfico causado por una servidora, que todo hay que decirlo en esta vida).

Fui yo muy dolorida de las cervicales al médico con mis dos hijos cuando me atendió el simpático doctor y lo digo en serio, amable era, aunque también tengo que decir que nada más entrar me lanzó un: “¿qué te cuentas?”, mientras tecleaba no sé qué en el móvil durante unos 3 minutos. Francamente, me pareció una falta de educación, así que me quedé callada y no le respondí nada hasta que dejó el móvil , me prestó atención y me volvió a inquirir que “qué me contaba” (como si fuera su colega,sabes?).

Llegaba yo con el Mayor lleno de nocilla por todas las partes imaginables, el Menor con la sillita llena del granizado del limón de su madre que le había tirado su adorado hermano mayor encima, yo intentando mantener la calma tras haber limpiado la otra parte del granizado que había caído al suelo con unos kleenex (suerte q los llevaba en el bolso! benditos fueron!) y me suelta aquello de que qué le cuento. No sé si se esperaba que le contara de mis salidas nocturnas (para amamantar a mi hijo)..en fin, el caso es que tras decirle lo del accidente, latigazo cervical, que cojo mucho a mis niños en brazos, duermo poco..me abre los ojos y me dice: ¿y no te faltará hierro? y le digo que no, que del hierro estoy bien, pero que hace un año que no duermo más de cuatro horas seguidas (se debió pensar que era mentira, no sé..). Se digna a levantarse,me toca un poco las cervicales, espalda y me dice ni corto ni perezoso: “tú lo que necesitas son unas vacaciones en la playa sin tus niños”. Me quedé de piedra…que ya quisiera yo irme de vacaciones, señor traumatólogo, ¿qué se cree? pero este año nos mudamos de casa y eso serán nuestras vacaciones, ¡ qué se le va a hacer!

Y mis niños van siempre pegados a mí, al menos, el Menor que amamanto y abre los ojos como platos y la conversación sigue tal que así:

Doctor: “¿ TODAVÍA le das el pecho?, ¿pero cuánto tiempo tiene?”

Madre agotada: “12 meses. Sí, claro que le amamanto”

Doctor metomentodo: “¿pero y qué te dice tu pediatra :que sigas?”

Madre intentando no reirse/llorar y mantener la calma y compostura: “Pues que sigamos hasta que queramos”

Doctor sabelotodo: “Ah, pues yo creía que eso era sólo hasta los 6 meses..”

Madre dando lecciones al médico: “Eso es la lactancia exclusiva, pero luego se puede seguir combinándolo con la alimentación suplementaria”.

Doctor speechless: “Ah…”

En realidad, nunca me han tenido que decir nada mis pediatras porque yo soy la que he decidido amamantar, no ellas. Es verdad, que ellas siempre me han apoyado porque han sido pro-lactancia materna y es más, se admiran de que teniendo dos hijos tan seguidos lo siga haciendo, pero para mí no es un sacrificio, sino que lo hago porque quiero, me gusta y sé que es lo mejor para mi niño.

Lo gracioso es que un traumatólogo se tenga que meter en sí amamanto o no a mi hijo, aunque lo verdaderamente triste es que esté tan poco formado que no sepa que los niños pueden amamantar hasta que quieran ellos y sus madres.

En fin, que aún en medio de mi mudanza y mi estress, he decidio hacer un parón y escribir sobre este tema porque me parece que clama al cielo y no podía evitarlo.

¿A alguna más le ha pasado algo similar? ¡contádmelo, por favor!

María

8 Comments on Pero, ¿¿TODAVÍA le das el pecho??

  1. Silvia
    18 Julio, 2012 at 7:42 pm (5 años ago)

    A mi la dentista! Cuándo fui a hacerme una limpieza, pero no por mis huesos o por mis dientes o por los de la niña, sino porque sí… además la lista me dijo que en cuánto empezara con los cereales me iba a rechazar el pecho, que. Es lo normal…. yo con la boca abierta flipando…

  2. Marta
    18 Julio, 2012 at 8:58 pm (5 años ago)

    Por desgracia con mucha gente. Con compañeras del trabajo, vecinas metomentodo e incluso con desconocidos! "pero aun le das el pecho?" por supuesto contesto ante su mirada atónita. "pero cuanto tiene?" 16 meses! Y entonces remato la frase con un "y lo que queda" y me encanta ver la cara de sorpresa aun mayor ante la mía de completa satisfacción.
    Pero para mi, el ranquing a preguntas estúpidas lo gana la que me hizo el otro día una chica. "le vas a dar el pecho ahora?, en plena calle?" perdona??? Pues claro!!! Dios mio, creo que mi cara en ese instante reflejó todo lo que pensé de ella…
    Luchemos por una crianza natural y dejemos no de prejuicios y tonterías!!

  3. Con M de Madre
    18 Julio, 2012 at 9:19 pm (5 años ago)

    Si,lo de "y lo q le queda",les suele dejar bocabiertos.me hace gracia xq si negaras a tu hijo un vaso de agua nadie nos diría lo mismo!

  4. Mamá Burbujita
    19 Julio, 2012 at 1:49 pm (5 años ago)

    A mi también me lo dicen a menudo… Es la frase del año! Y eso que mi bebé tiene algo más de 7 meses… Pero lo que yo tampoco me esperaba es que una persona formada en medicina, saliese con semejante comentario.

    En fin… Al final voy a acabar siendo de verdad radical con el tema, y contestando lo que en esos momentos se me pasa por la cabeza…

  5. Belinda
    19 Julio, 2012 at 8:43 pm (5 años ago)

    A mí no me parece para tanto… simplemente preguntó, estaba desinformado. A lo mejor no tiene hijos y no todo el mundo tiene un máster en crianza natural. No es lo mismo desconocer un tema que atacar a quien lo conoce.

  6. Con M de Madre
    19 Julio, 2012 at 9:49 pm (5 años ago)

    Tiene dos hijos,xo eso no es el caso.un medico se espera q al menos sepa lo q dice la Oms sobre la lactancia materna..n o es un master,es un básico sobre alimentación infantil..mas q atacada,me dio pena su ignorancia teniendo en cuenta su profesión.debe ser q fue de la generación biberón,xo debería reciclarse…

  7. Belinda
    19 Julio, 2012 at 9:54 pm (5 años ago)

    Sí, supongo que debería reciclarse… pero al fin y al cabo, no tiene nada que ver con su trabajo de traumatólogo y la carrera de medicina es la más larga por algo: hay muchísimo que saber del cuerpo humano. Seis años de carrera, uno de MIR y 4 de residencia… 11 años estudiando. Es imposible que se acuerden de todo. El pobre oía campanas allá a lo lejos, pero no me parece que ni siquiera opinara sobre el tema. Sólo preguntó. O al menos, tal y como lo cuentas, eso es lo que parece. Lo habré entendido mal…

  8. Jenni Peña
    20 Julio, 2012 at 3:00 pm (5 años ago)

    Vaya personajillo,jajaja.
    Pero tienes algo que agradecerle, este post tan bonito que te ha quedado y que saca a relucir la ignorancia de mucha gente.
    Besos preciosa.