Mucha gente que me conoce me dice que mis hijos están “enmadrados”, lo cual en algunas personas se convierte triste y equivocadamente en “malcriados”. Me dicen que dependen de mí, que no hay quién los separe y demases y yo pienso:¡pues claro que están enmadrados y a mucha honra! Están enmadrados porque tienen y tengo la gran suerte de poder estar con ellos las 24 horas del día, sobre todo el Menor de 14 meses, el cual no se separa nunca de mí. De hecho, no ha pasado una noche separado de su madre, la verdad.

El Mayor va a la guardería desde los 18 meses, pero el resto del día lo pasa conmigo. Es por eso que mis hijos sólo quieren estar prácticamente conmigo porque están siempre al lado de su madre,es lo único que quieren. A su padre no le pueden ver tanto como yo y ellos quisieran porque tiene que trabajar para mantenernos y mi familia vive en Madrid, así que soy la única persona a la que ven casi siempre.

Me dicen mis amigas cuando doy el pecho al Menor que si todavía hay algo de leche, que ya le quedará poco, que en un minuto o tan sólo unos segundos no puede mamar, que me toma el pelo y es un listo; pero ellas no entienden que claro que tengo leche, que le queda tanto como él decida que quiere tener y que en tan sólo unos segundos que mama durante el día a veces no busca tanto alimentarse,sino encontrar consuelo, algo que una madre puede dar cuando el niño no está habituado a personas extrañas,mucho ruido,un ambiente nuevo…etc

Cuando mama por las noches, como acaba de hacer ahora tres veces en un periodo de unas dos horas, le cojo en brazos, me siento en nuestra butaquita fantástica de Ikea y su cuerpecito de “bebé chiquitín” de 14 meses se enrosca alrededor del mío y nos fusionamos y es como si en esos momentos fuéramos sólo uno. Su manita se agarra a mi pecho fuerte y comienza a succionar con avidez hasta que cada vez mama más despacio y su mano se posa sobre mí. Para. Sigue succionando. Se duerme profundamente. En esos momentos siento una felicidad indescriptible. Creo que quizás sólo las madres podemos sentir esto: el decir “soy capaz de calmar a mi hijo hasta tal punto que se duerme al tenerme cerca, olerme y escuchar como los latidos de nuestros corazones se acompasan”. Creo que es un milagro de la naturaleza el hecho de que las madres tengamos la oportunidad de conseguir eso con el mero gesto de darles el pecho.

Es cierto que, a veces, cuando tus hijos están “enmadrados” es agobiante porque te quieren tanto que no soportan estas separados de tí ni mientras tú te quieres duchar y al final, te coges al niño y te duchas con él aunque el playo de ducha sea minúsculo. No obstante, yo no cambio por nada los momentos mágicos de amamantar a mi hijo. Es por eso que me alegro de que mis hijos estén “enmadrados”, pienso que tengo una gran suerte de que así sea y espero que así continúe en el futuro y que cuando crezcan me busquen siempre de alguna u otra manera.

Una madre me dijo una vez que el dar el pecho de manera “prolongada” crea lo que ella me definió como un “lligamen” muy fuerte (es algo así como vínculo, conexión) y por lo que he podido comprobar, es cierto y le agradezco infinitamente sus palabras. Así que puedo decir orgullosa que sí, mis hijos están “enmadrados” y a mucha honra.

María

14 Comments on Hijos enmadrados

  1. Rojilla
    17 septiembre, 2012 at 7:20 pm (5 años ago)

    Di q si!!!!
    Yo también he recibido ese tipo d comentarios d amigos y hasta d familiares. Y es q tengo 4 maravillosos monstruos y muchas veces solo quieren estar conmigo, y muy orgullosa q estoy, oye!!!!!!

  2. JiNuVelas
    28 septiembre, 2012 at 5:48 pm (5 años ago)

    Que precioso el cuarto párrafo!!!
    Siento lo mismo que tú y espero seguir haciendolo mucho tiempo.
    Mi hija acaba de cumplir el añito.

  3. Con M de Madre
    30 septiembre, 2012 at 3:49 pm (5 años ago)

    Me alegro de que te haya gustado! seguro que lo podrás seguir haciendo, ya verás! 😉

  4. Con M de Madre
    30 septiembre, 2012 at 3:50 pm (5 años ago)

    Enhorabuena por esos cuatro monstruitos! que lo sigas disfrutando tanto! 🙂

  5. Con M de Madre
    30 septiembre, 2012 at 3:52 pm (5 años ago)

    Gracias, guapa!!

  6. Marisa
    16 octubre, 2012 at 2:33 pm (5 años ago)

    Hola,

    quiero dar las gracias a la autora por tan sensacional página.

    Un saludo.

  7. Lianxio
    18 octubre, 2012 at 7:37 pm (5 años ago)

    La verdad, es que últimamente quieren que eduquemos a los niños como robots en ver de lo que son, bebes o niños humanos. No tenerlos en brazos, no dormirles junto a nosotros, no esto y no aquello…..a mi me parece genial que tus niños sean niños normales, que están con su madre tan felices y ella les de todo su amor de todas las formas….disfrutalo mucho y ni caso de lo que digan!!

  8. Con M de Madre
    20 octubre, 2012 at 7:02 pm (5 años ago)

    Mil gracias! un placer tenerte por aquí! espero no defraudarte!

  9. Con M de Madre
    20 octubre, 2012 at 7:03 pm (5 años ago)

    Me alegro de que pienses como yo, Lianxio! cada vez somos menos las mamis que pensamos así. Encantada de tenerte por aquí.

  10. Mamá en Bulgaria
    9 agosto, 2013 at 12:59 pm (4 años ago)

    No entiendo por qué a la gente le parece mal que los niños quieran estar con su madre, si es lo más normal! Con quién van a querer estar, con el vecino?

  11. Con M de Madre
    9 agosto, 2013 at 1:58 pm (4 años ago)

    exacto!!!jajaja 😛

  12. Maria Bang
    12 junio, 2014 at 10:21 am (4 años ago)

    me parece genial teenr hijos enmadrados, sinifica que hemso estado y estamos por ellos, qu nos quieren como nosotras a ellos y para so los hemos tenido. yo no puedo estar 24 hrs con los mios pero cuando estoy, estoy! y mas encima y ms cerca y mas besito y mismo mejor! les da mucha seguridad, confianza y es asi como deben crecer. Cuando sean mayores ya no querran vernos tanto ni besitos ni tanto abrazo, disfrutemoslos ahora!