Hay momentos en la vida que merecen ser recordados siempre y el embarazo o el nacimiento de un hijo son uno de esos, sin duda. Os dejo aquí con la sesión que nos hizo la fotógrafa Inma Sánchez en mi semana 38 de embarazo (cuando me creía yo que estaba ya a punto de parir) que nos hizo en la playa del Garraf (Sitges) junto con toda la tribu. Apuré mucho, cierto, pero tras varias cancelaciones de nuestra sesión por mal tiempo primero y luego porque “con P de Padre” se puso malo, no me quedo más remedio que arriesgarme hasta llegar a la semana 38.

Inma lleva cinco años dedicada a la fotografía inspirada por el nacimiento de su sobrino entonces, aunque ella realmente estudió Empresariales. No obstante, no fue hasta que nació su hija Daniela que aprendió la paciencia necesaria para fotografiar bebés. Le gusta buscar detalles e historias con los ojos, las manos, los gestos. Naturalidad ante todo. Algo que para mí es fundamental pues no quiero fotos perfectas que no retraten verdaderamente a nuestra familia.

Conste que me ha costado muchísimo seleccionar estas imágenes pues son todas espectaculares con esa luz del atardecer y con un fondo tan bonito como es la playa. Aquí os muestro las mejores de la sesión y que hablan por sí solas. Sin duda, un recuerdo para toda la vida.

La verdad que Inma tiene mucha mano con los niños pues sólo alguien con mucha paciencia es capaz de conseguir que todos mis hijos salgan guapísimos a la vez y lo mejor de todo es que fue sin posado ninguno: au naturel!

La podéis seguir en su página de facebook aquí o visitar su web para ver otros trabajos suyos hechos con la misma pasión.

Los jerseys de los niños  son de Patri Cortés artesanía infantil y mi collar de lactancia es de Mamichic.

María

Comments are closed.