Que levante la mano la mamá que no ha probado los productos de Suavinex. Para mí, desde luego, ha sido “mi marca” de cabecera desde que soy madre. Sólo he usado chupetes de esta marca, discos de lactancia y sus colonias y me han gustado tanto que no he probado otras en estos productos, la verdad. Porque si algo funciona, ¿ para qué cambiar? Pues para abrir un poco mis horizontes he tenido la suerte de poder probar estos dos productos suyos desconocidos para mí hasta entonces. Se trata de su crema hidratante y su gel de baño para bebés. Con ese packaging tan dulce tan característico que a mí me encanta por su simplicidad y aspecto de limpio, me he dispuesto a probarlo con el Cuarto, además de con mis otros tres hijos también. Aquí os cuento mis impresiones:
La loción hidratante es más bien espesita, textura que como ya os he comentado en muchas ocasiones, a mí me gusta y su olor es muy “suavinex”, muy dulce, no sé cómo definirlo de otra manera.
Su combinación de aceites de origen vegetal va dejando poco a poco la piel más tersa, cosa que he podido comprobar estas semanas de uso. Lleva extracto de Melisa que tiene propiedades relajantes, lo cual va muy bien para el masajito, momento que disfruto siempre muchísimo con mis babies, así como aceite de algodón. 
Su ph5.5 preserva la formación del manto ácido de la piel del recién nacido, cosa fundamental. no tiene parabenos, lo cual yo también valoro mucho como sabéis, desde que me leí aquel libro sobre sustancias tóxicas que nos rodean.

El gel de baño o gel nutritivo está formulado con una combinación de aceites de origen natural como el de onagra (¡ cuánto se aprende al leer las etiquetas!). Este, junto con la cera de abejas, rica en nutrientes es ideal para pieles secas como son, desgraciadamente, las de todos los miembros de esta familia numerosa. Además, lleva ceramida y aceite de algodón que ayudan a restaurar la función de barrera natural de la piel y la mantienen hidratada durante más tiempo. También tiene un ph 5.5 como el anterior producto que os comentaba.

Este gel tampoco lleva parabenos, ni colorantes artificiales, ni petrolatum, ni lauryl sulfato sódico. ¡Un bravo por ello! Cuanto menos químicos que no nos suene su nombre, mejor.

¿Conocíais vosotras que en el mundo Suavinex a parte de sus diseños monísimos de chupetes tienen también cremas o geles como éste?
Os invito a entrar en su web del club de las Madres felices y descubrir todos sus productos. Yo ya le tengo el ojo echado a una nueva colección de chupetes con dibujitos de galletas sonrientes monísimos 😉

María

Comments are closed.