Ya os he hablado en más de una ocasión de lo que me gustan los cuentos infantiles y el momento mágico que se crea cuando están tranquilos los niños y te escuchan atentamente historias que les transportan a mundos mágicos.
Hoy os voy a hablar del último cuento publicado por la editorial gallega Sueños del Gatipedro, cuyo título captó mi atención desde el primer momento: “Té, chocolate, café“. Y os preguntaréis por qué. Esta es una de las canciones que recuerdo perfectamente que me cantaba mi abuela materna cuando era pequeña. Uno de esos juegos de palmas como “capricornio, leo, cáncer”..¿sabéis a cual me refiero? pues esos.
¿Sabéis el por qué de esta portada? lo han pintado Carlota y Elena, dos niñas de 5 años, por eso no es que imite los trazos de un niño al pintar, sino que están hechos por ellas mismas,lo cual lo hace más auténtico y así vuestros hijos se pueden sentir también más identificados.
El libro viene acompañado de un CD con las canciones, de modo que se pueden leer los cuentos a la vez que se escuchan o hacerlo por separado, como queráis. ¡Mis hijos se las han aprendido en un periquete! Aprovechad que son como esponjas y lo absorben todo: melodías, letras…
En esta editorial tienen otros títulos muy interesantes de los que ya os hablé en este post.
El cuento en sí trata de Rosiña y Xosé, dos niños un poco perezosos a los que se les pegan las sábanas cada mañana, por lo que su mamá les despierta dulcemente cada día con canciones como ésta: la del Buenos días. Melodías de letras muy sencillas, pero muy alegres que a mí, personalmente, me ponen de buen humor.

Habrá canciones interpretadas por los Golfiños que seguramente no conozcáis, otras sí, pero seguro que con todas aprenden vuestros hijos algo nuevo. Como esta de los  “Cinco patitos” para que aprendan a contar.

     

Esta es otra que yo no conocía: “Los caballos de Rosiña” se llama. Las ilustraciones como véis, son auténticas y parten de la pura imaginación de dos niñas de la edad de mi hijo mayor.

La canción del “Pez salmonete” asusta un poco al Mayor porque dice que sale un tiburón, pero vamos, que es de lo menos inofensivo que hay 😉
Gran moraleja la de esta melodía al más puro estilo de “Pedro y el lobo”. Para hacerles entender a vuestros hijos que si dicen muchas mentiras, al final la gente les acabará no haciendo caso.

Y por último, nuestra canción por excelencia: la famosa “Té, chocolate, café” que da título a la portado del libro. Seguro que vuestros hijos se la aprenden en un santiamén mientras piensan en los ricos desayuno de la familia de Rosiña y Xosé. Un libro para paladear, como un buen chocolate caliente.

¿Os gusta este libro? , ¿cuáles son vuestros cuentos preferidos? 

María

Comments are closed.