He sufrido mi piel atópica desde que era muy pequeñita. Mi tía abuela dice que en el “reparto de pieles” debimos de llegar las últimas y sólo quedaban ya las atópicas, así que no nos queda otra más que dejarnos un pastón en las farmacias y cuidarnos muchíiiiisimo la piel. La verdad que son tantos años de embadurnarme en potingues que al final, hasta les he cogido cariño y todo y no me puedo acostar ni salir de casa sin haberme puesto más de un buen par de cremas para cada zona del cuerpo. 
A la hora de tener hijos, era fácil que ellos también herederaran este gran “reparto” de piel atópica, sobre todo porque el padre también tiene la piel muy sensible. Además, hoy en día hay muchos niños, por no decir la mayoría, que nacen con atopía, aunque luego, a lo largo de los años mejora mucho o, a veces, incluso, desaparece. 
Nada más quedarme embarazada del mayor hace 6 años ya, wow!, me compré toda la colección completa de Mustela. Me chiflaba el olor, los envases…todo! cual fue mi decepción al ver que los tenía que dejar de usar y cambiar por una línea especial para pieles atópicas. Por ese entonces creo que Mustela todavía no había desarrollado su línea Stelatopia, así que me hice amiga a la fuerza de otras marcas. 
Cuando contactaron conmigo desde Mustela y me mandaron estos productos de esta línea especialmente diseñada para los atópicos me quedé encantada y por eso os quiero compartir mi experiencia hoy con vosotras:

La primera de ellas es esta crema emoliente con dosificador algo súper práctico, por cierto, que es muy fluida, lo cual me viene perfecto para los brazos y piernas de la Menor que desde que nació están en constante erupción de miles de granitos rojos que raspan. Las que tenéis hijos con atopia sabréis lo que es esto. Para estos casos necesitas una crema muy líquida que no sea pegajosa y que el bebé se deje poner fácilmente. Ésta se absorbe en seguida y no huele a nada, cosa que se agradece porque hay muchas cremas para atópicos que huelen francamente mal.

La segunda crema de esta línea de Stelatopia también es este bálsamo intensivo que tiene una textura completamente diferente: es muy espesota. A mí, personalmente, éstas son las que más me gustan porque me dejan la piel como súper hidratada y flexible. De hecho, me he permitido usarla yo también para zonas con más erupciones, sobre todo ahora que empieza el calor como en los pliegues de los brazos y los de detrás de las piernas. Esta fórmula hace que no sólo hidrate, sino que también calma el incómodo picor por el que muchos nos volvemos locos. Así que para cuando a mis hijos les salen las mismas erupciones por el sudor en esas zonas, les aplico un poco mañana y noche y mano de santo.

En tercer lugar, un básico que no puede faltar en nuestros hogares: una crema de “culito”. La verdad que hay muchas en el mercado y para gustos colores, pero a mí como me encanta Mustela de siempre, me gusta mucho ésta porque es muy cubriente y le mejora rápidamente las irritaciones de las zonas íntimas. Basta aplicarla en cada cambio de pañal tras secar los pliegues con una toalla, y en uno, dos días, se acaba la rojez. Además, ahora la han reformulado y es mucho mejor y le han puesto también un nuevo tapón que la hace más cómoda de aplicar.

 Finalmente tenemos la estrella del verano: la crema solar de factor 50. Nosotros ya la hemos podido estrenar hace dos semanas pues pega un sol por aquí, por Barcelona que no veas..Lo bueno de ésta es el formato en forma de spray porque a mí, personalmente, me da mucho asco el tacto de las cremas solares tan pringosas ( y eso que soy muy fan de todas las cremas), así que así no me mancho. Yo pulverizo y les enseño a mis hijos a que se la extiendan ellos mismos 😉 

Por último unos consejitos para el sol que ya sabréis todas, pero que no está de más recordar:

-Aunque nos de una pereza mortal, (hablo por mí jeje), hay que aplicarlas de 20-30 minutos antes de exponer a los niños al sol para que “funcionen” mejor. Y no vale con una capa fina, Hay que embadurnarles como Dios manda ya que una cantidad insuficiente reduce el nivel de protección.

– Mucho cuidado con las horas puntas (12-16h) y sobre todo, con los niños menores de 3 años que tienen las pieles mucho más sensibles que nosotros.

– Protegerles la cabecita con una gorra o sombrero y darles agua constantemente

-Una vez pasada la exposición, usar after-sun a ser posible. El de Mustela me falta por probarlo, asi que es un “must try” en mi lista de este verano junto con la especial de cara 😉

¿ Y vosotras: qué cremas usáis para vuestros hijos atópicos que os den buen resultado? ¡ Cuéntamelo porque como buena atópica me interesan muchísimo.

María

2 Comments on Cremas para pieles atópicas

  1. Yo misma
    11 junio, 2015 at 11:45 am (3 años ago)

    Stelatopia es lo que usaba con mis hija mayor y mi marido en epocas de piel atopica y nos iba GENIAL.

  2. Elita Barroso
    23 junio, 2015 at 9:46 pm (2 años ago)

    Hola a todos. Les recomiendo que ingresen a https://www.mediafem.com/ donde el equipo de Mediafem tienen la capacidad de monetizar e impulsar sus sitios web, especialmente los dedicados a la mujer. Yo he trabajado con ellos, de forma que me ayudaron a comercializar mi sitio web. Cuento con un ejecutivo que me asesora en cuanto a la mejor forma de monetizar mi web y mucho más. Ingresen y no se arrepentirán.