Cuando empecé a buscar tartas de cumpleaños de Trolls hace cosa de un año porque una es precavida y mira estas cosas con exagerada antelación, me encontré que había una chica en Barcelona que hacía unas espectaculares que no había visto nunca, así que cuando faltaba poco para el cumple de la Menor contacté con Ali de Ke Magdalenas para hacer realidad el sueño de mi peque.

Me gusta ver a las personas en su ambiente e ir a su obrador en el centro de Barcelona fue una gran oportunidad para ver qué se cocía allí y nunca mejor dicho porque ví más pasteles, cupcakes, whoopies y cake pops juntos que en mi vida, pero lo mejor de todo, ví el proceso de cómo se hacían y aluciné. El ver que las cosas cuestan mucho tiempo y cariño sobre todo le hace valorar a una mucho más el resultado final de una tarta que parece “simplemente” preciosa. Y aquí tenéis el resultado: una tarta extravaganza de Trolls 

Espectacular, ¿no? Seguro que os estáis preguntando cómo se sujetan las chuches y cómo se ha hecho el arcoiris en buttercream para que no se mezcle con el dripping, pero eso son secretos que nunca sabremos 😉

Me encanta ver la carita de entre satisfacción e incredulidad de Blanca al contemplar su pastel. El Cuarto también alucina…

Quizás penséis que es un poco exagerado, pero mi pobre niña ha dejado de ser irremediablemente mi ojito derecho desde que nació su hermano hace año y medio y quería compensarla con un cumple del que no se olvidara nunca. Por supuesto que hay cosas que son irremplazables, pero en una familia numerosa estas cosas están a la orden del día y todos van aceptando poco a poco, mejor o peor, que su madre hace más caso al hermanito nuevo. Eso no quiere decir que me olvide de ellos, ni mucho menos,pero sí que repercute en que a veces no les puedo contar un cuento por la noche porque necesito dormir al bebé que está muy cansado y pesado. Nosotras seguimos teniendo una conexión muy especial, pero no le puedo dedicar el tiempo de exclusividad que me gustaría.Todo esto para explicar el por qué tiramos la casa por la ventana en esta celebración de mi hija.

Sin embargo, esta no era simplemente una tarta bonita como os decía antes. Esta tarta era, además, buenísima de sabor. Cuando elegí sabor lo tuve claro: chocolate rellena de chocolate y Ali se sorprendió de que no escogiera otro filling, pero es que a nosotras nos encanta el chocolate y no necesitamos nada más. Es cierto que cuando me ofreció la opción de rellenarlo de oreo se me iluminó la cara y pensé que sería una buena idea y así hicimos, aunque me quedé con las ganas de probar el de crema de queso que hace que seguro que también está espectacular, pero eso lo dejamos para otra ocasión.

También le hicieron unos cakepops de Trolls que triunfaron como la espuma. De hecho, yo ni los pude probar (snif,snif), pero ella estaba feliz cual perdiz con ellos y sus amiguitas, igual. ¿Y de qué sabor? Pues de chocolate, ¿cual sino? 😉

Las chicas de Hip Hip Hurray me los colocaron en unas servilletas verdes simulando ser un césped y quedó muy mono como podéis ver en este carrito.

Ali lleva casi una década en Cataluña junto con su marido trabajando para sacar adelante este proyecto tan bonito. Me encanta cómo me contaba que, aunque son pareja y trabajan juntos todo el día, “los problemas se quedan en el trabajo”. Así, los dos han conseguido pasar de hacer cupcakes y galletas con fondant que vendían en la calle a montar un sello propio que hace desde estas espectaculares tartas y cakepops hasta caterings de salado deliciosos de low cost que podéis consultar aquí. Yo me quedo con las ganas de haber probado esas albóndigas con salsa chimichurri que ví en directo.

Si tienes cualquier evento, ellos se encargan de todo, hasta la bebida y los camareros. No está nada mal para haberse reinventado, pero es que la que tiene maña y pone tanta pasión como Ali en su trabajo acaba siendo reconocida por su sello distintivo: esas espectaculares tartas extravaganza que nos dejan a todos bocabiertos. En su cuenta de Instagram podéir ir siguiendo sus despampantes creaciones. Seguro que sus cupcakes están buenísimas, pero yo la llamaría  “Ke Tartas”.

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *