Esta tarde al acabar de ver una peli ha salido una canción que ha hecho que se me pusieran los pelos de punta. No recordaba el nombre de la cantante, pero tenía muy claro los sentimientos que en mi producía, los recordaba perfectamente, tanto, que hasta se me ha erizado el pelo. No era una canción espectacular, sino que simplemente para mí simbolizaba algo muy concreto, una etapa de mi vida en la que recién llegada a Barcelona me enfrentaba a un nuevo destino, nueva casa, nuevo colegio..el final de mi adolescencia..Y entonces me doy cuenta de cómo cambia la vida.

Por aquel entonces yo escuchaba toda la música que podía a toda pastilla, en la buhardilla que mi hermana y yo compartíamos en Holanda dónde pasamos nuestra adolescencia más rebelde, en el autobús yendo al colegio británico, en la ducha..en todas partes! así pasamos desde Britney Spears hasta Vanessa Carlton pasando por todos los de los Back Street Boys (of course!), NSYNC, Westlife..etc,etc. Y tras unos años agitados en el extranjero aterrizamos toda la familia en Barcelona. Al principio, mientras nos arrreglaban la que sería nuestra futura casa, nos hospedamos durante cosa de un mes en unos apartahoteles en la Diagonal, cerca de nuestro colegio y es precisamente entonces cuando ubico a Michelle Branch y su “Sweet Misery”. Recuerdo la sensación de sentirme nueva una vez más, de no entender por qué todas mis amigas tenían novio y yo no, de recuerdos amargos de amores fracasados, de esperanza de encontrar a alguien..No sé, quizás a alguna os pasa también que hay canciones que os desplazan en el tiempo y en un segundo os sentíis tal cual como os sentistéis entonces: en mi caso, melancólica, pero bien, como contenta (una contradicción típica adolescente).

El caso es que ahora, casi una década después, la he escuchado y pienso que he cambiado todos esos artistas internacionales por canciones tradicionales castellanas y catalanas,¡incluso! (¿quién me lo iba a decir a mí?), por revivir las bandas sonoras de clásicos de Disney como El Rey León, Dumbo o el Libro de la Selva. He optado, incluso, por luchar por encontrar Cds de música que parecían imposibles con los que yo me había criado como el de “Pasito a Pasito” o Rosa León. Y no lo echo de menos constantemente, no, simplemente cuando escucho esas canciones de mi adolescencia tardía me siento una niña otra vez con unas ganas enormes de tener novio y resulta que ahora ya me he convertido en una mujer con un marido al que amo con locura y dos hijos preciosos que son la alegría de mi vida. Pues sí, como cambia la vida…pero a mejor, a mucho mejor 🙂

María

5 Comments on Cómo cambia la vida..

  1. Jenni Peña
    4 Febrero, 2013 at 3:22 am (5 años ago)

    Una cancion, un olor, te teasporta en yn minuto a una epoca maravillosa y se te queda un nudo en el estomago, q es una amalgama de nervios nostalgia y alegria por lo que fue, por lo que ha evolucionado. Me pasa infinidad de veces.
    Besos.

  2. Con M de Madre
    4 Febrero, 2013 at 8:32 pm (5 años ago)

    Si,yo tb soy mucho de olores,sabores evocadores…me alegro q te pase lo mismo y no ser la única q le pasa!

  3. Bergeronnette
    12 Febrero, 2013 at 3:54 pm (5 años ago)

    Me ha gustado las sensaciones que se desprenden al leer este post. Tengo un amigo que recuerda cada instante de su vida, gracias a varias canciones. Me lo has recordado. Y sí, la vida cambia, y normalmente a mejor.
    Besos!

  4. Mama gnomo
    10 Marzo, 2013 at 3:27 pm (4 años ago)

    no habia venido yo por aqui aun.. la verdad es que es cierto eso de las canciones. En Alemania me grabaron un cd que cada vez que lo oigo me parece verme alli en el momento justo en que lo oia!!
    pd. yo ahora oigo cenicienta 🙂