Hola mamis, ¿como han ido las vacaciones? yo me he tomado casi un mes de parón en el blog porque necesitaba hacerlo. Necesitaba poder desconectar después de estar todo el año al pie del cañón y quería disfrutar de nuestras vacaciones plenamente. Los que me seguíis en redes ya habréis visto de nuestra escapada a Galicia que me ha recargado muchísimo las pilas y ha aflorado mi María más fotógrafa ante esos preciosos paisajes.

Este curso quiero que el blog sea un espacio más personal dónde os cuente mi día a día como madre de familia numerosa porque creo que es lo que a muchas os apetece leer y todo sea dicho, a mí también me encanta contároslo. Eso sí, antes de dar ese giro a mi blog, dejadme que os haga un par de recomendaciones para la vuelta al cole y luego prometo ese yo más personal.

Hoy os quiero hablar de una zapatería que llevo meses siguiendo en Instagram: La Zapateca. Una de las primeras cosas en las que me fijé como buena madre de familia numerosa es en que hacían un 15% de descuento a nuestro colectivo, cosa nada desdeñable, oye, así que me quedé con la copla.

Es cierto que si vais a centros comerciales a comprar calzado, tal y como yo misma hice el año pasado, lo confieso, encontraréis zapatos más baratos, pero tras tener que comprar varios pares el curso pasado por la mala calidad que se ve que compré sin saberlo, este año no me la juego y opto por la calidad.

El Cuarto empieza en unos días la guarde, aunque él todavía no lo sepa (pobrecito) y éstas son las deportivas blancas lisas que le piden que lleve en el cole ( nótese que yo llamo cole y guarde alternativamente pues en nuestro cole es todo un mismo edificio).

Para las que no lo sepáis, mi marido es podólogo, así que obviamente las ha revisado a conciencia antes de darles su visto bueno. Estas deportivas cumplen los requisitos de un calzado adecuado para un niño de casi año y medio: suela, punta y talón adecuados, ¡ bien!

Para mis dos chicos mayores que están ya en primaria, tienen estos colegiales de la marca Angelitos en color negro que están hechos 100% de piel y también pasan el test del podólogo. El velcro es realmente muy cómodo. Ya tendrán tiempo de llevar cordones de mayores..pero para chutar una pelota de fútbol y quitárselos corriendo para ir a gimnasia, este modelo son los mejores, sin duda.

Os enseño una vez más la suela porque mi marido me dice que eso es muy importante. Un ejemplo de cuando un zapato ya no se puede seguir usando es cuando ha perdido todo este “dibujito” y se han quedado lisos. Parece una obviedad, pero a mí me lo explicó justo el otro día.

En la tienda de Virginia situada en Madrid, podéis encontrar calzado idóneo para la vuelta al cole, así como todo tipo de zapatos más arreglados para ocasiones más formales. Están en la calle Valderribas 12, pero si no vivís en Madrid, les podéis seguir aquí en su Instagram o Facebook para ir viendo sus novedades.

Además, de los descuentos para las familias numerosas y para los miembros de las APAS de los coles, sabed que los envíos y devoluciones son gratis y el servicio es rapidísimo. Yo he tenido que cambiar un par porque calculé mal las tallas y al día siguiente, me lo vinieron a recoger y me trajeron mi número. Una gozada.

Además, si tras 15 días no quedas satisfecha con tu compra,te devuelven el dinero porque a Virginia, como madre, lo que realmente le interesa es que queden contenta con lo que compres.

Para que conozcáis un poquito más la historia de su dueña, os diré que Virginia tiene 50 años, una hija de 15 y un marido que le apoya en todas sus locuras. Durante 24 trabajó en una ingeniería petroquímica como secretaria de dirección. Un día decidieron despedirle hace 6 años y después de 2 batallando con ellos en los tribunales perdió el último juicio, recogió lo que quedaba, capitalizó el paro y montó el sueño de su vida: una zapatería infantil enfrente de su casa.Era una idea que acariciaba desde mucho antes del desempleo, tenía hasta el plan de viabilidad hecho …  Se defina como una persona muy activa, muy creativa, le encanta lo que hace y siempre está inventando y aprendiendo. Todo lo handmade de su tienda está hecho por ella.

En su barrio no había ninguna zapatería infantil (monográfica) y hay un montón de colegios. Así nació LA ZAPATECA..La brutal competencia de las grandes superficies es asfixiante,pero el reto es la atención personalizada, la honestidad ante todo y que le sale antes la vena de madre que la de vendedora cuando viene un cliente son sus elementos diferenciadores.

Todo el calzado es de fabricación española, en piel o tela. Intenta ajustar los precios al máximo sin bajar la calidad porque ella también es madre, ante todo y sabe lo que consumen los niños.

Os cuento esto porque me gusta mucho escuchar las historias de mamás emprendedoras que logran cumplir sus sueños por si os sirve de ejemplo para arrancar vuestros propios negocios.

¡ Feliz vuelta al cole, mamis!

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *