Cuando me dijeron que había una tienda de juguetes en Barcelona con una noria, me quedé alucinada pensando en cómo les gustaría a mis hijos, pero cuándo encima me dijeron que era Drim, la conocida cadena de juguetes catalana con 40 años de experiencia en el sector, supe que sería un flechazo definitivo pues a mis niños ya les encanta de por sí esa tienda.

Ahora han abierto una flagship store en el Centro Comercial de Glories, en el centro de la ciudad Condal que tiene, además de las secciones habituales de la marca (puericultura, juguetes y robótica), una sección Top beauty para pre-adolescentes con un montón de artículos de belleza, bisutería, papelería, bolsos, complementos, tocador y hasta un photocall para hacerse fotos. El otro día tuvimos la suerte de estar y hasta a la Menor de 4 años le fascinó.

Sin embargo, lo más espectacular de toda la tienda es la noria gigante de 11 metros que tiene instalada en la fachada con 8 góndolas, perfectas para un viaje en familia que seguro que nunca olvidarán. De hecho, para que os hagáis una idea, es la única tienda del mundo que tiene una noria en su interior.

¿Qué os parece este muñeco gigante de su mascota: el indio Drim?

Tuve la suerte de ir con todos mis hijos y no sabéis cómo disfrutaron. Para ellos era el PARAÍSO. A cada uno le fascinaba una cosa. Al Cuarto, por ejemplo, le encantaron estas jirafas tamaño XL que se debía pensar que eran de verdad a juzgar por su cara.

El Mediano, en cambio, flipó con la sección de robótica en la que puedo jugar a sus anchas y probar cómo funcionaban estos power rangers en acción.

 

Allí nos reunimos varias mamis bloggers de Barcelona para conocer de primera mano todas las instalaciones de la tienda.

Dentro de la propia tienda, tienen una yogurtería de Llagurt para que puedas merendar allí o tomar algo a media mañana si vas. Tienen todo tipo de yogures, helados y bebidas que harán las delicias de todos haciéndoles pasar un rato inolvidable.

Os recomiendo ir con todos vuestros hijos para que no sólo miren o compren juguetes, sino para vivir una auténtica experiencia que de verdad no olvidarán porque mis hijos todavía se acuerdan de aquella tarde tan chula que pasaron.

¿Os animáis a subiros a su súper noria? a mí os confieso que me daba un poco de miedito, pero me armé de valor y allí nos subimos todos y mereció la pena por ver sus caritas.

Y si no vivís en Barcelona y queréis comprar en sus secciones de juguetes de 10 euros rebajados que es una auténtica ganga, os recomiendo que visitéis su webshop aquí.

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *