Buenos días, mamis y papis (que son da vez más los que me leen):

Hoy os quiero hablar de un juego que encanta a mis dos hijos de 6 y 7 años y es algo tan antiguo y “simple” como el ajedrez. Recuerdo todavía perfectamente cómo mi padre me intentaba explicar los movimientos básicos y a mí me parecía complicadísimo y no me atraía nada, la verdad. Sin embargo, cuál ha sido mi sorpresa cuándo el año pasado que mi mayor hizo 1 de primaria, descubrió que le apasionaba el ajedrez. El Mediano, siguiendo su estela, no ha podido ser menos y sigue su estela también, así que sin comerlo ni beberlo, me he encontrado con dos ávidos jugadores de ajedrez en casa, cosa que me parece fenomenal.

Cuando me dijeron que en el cole tenían la asignatura de “escacs” (ajedrez en catalán), me hizo mucha gracia y me sorprendió  gratamente. Tienen hasta unas mesas con los tableros en un lugar concreto para jugar allí siempre. Y es que, ¿sabías que el ajedrez ayuda hasta en 10 áreas fundamentales?

  1. Mejora su coeficiente intelectual
  2. Ayuda a prevenir el alzheimer
  3. Ejercita ambos hemisferios cerebrales
  4. Mejora la creatividad 
  5. Potencia la memoria
  6. Ayuda a resolver problemas
  7. Mejora la capacidad lectora (sí, lectora, no sólo el área matemática, sino también las letras. Increíble, ¿verdad?)
  8. Facilita la concentración
  9. Hace crecer las dentritas (unas neuronas implicadas en la recepción de estímulos)
  10. Enseña a planificar y a hacer previsiones

Gracias a que lo practican en el cole como una asignatura más, ellos lo ven de una forma muy natural y se ponen muchas veces a jugar en casa al ajedrez. Además, en esta tarea nos han ayudado mucho dos libros de la editorial Paidotribo que son justo para entender la parte más teórica y práctica del mismo. Os enseño aquí el primero de ellos, el más teórico, de Rubens Filguth:

A través de un cuento adaptado a su edad, se les enseña lo que es el tablero, sus posibles caminos, movimientos…puede parecer complicado, pero os digo que es lo mismo que aprenden ellos en el cole. No es demasiado para ellos, todos pueden aprenderlo.

Después tenemos también el libro más práctico del mismo autor:

Una vez más, encontramos una manera muy cercana a los niños de explicarles trucos más prácticos para el juego con fotos, explicaciones… No es un libro para leer de corrido, evidentemente, si no para ir mirando poco a poco e ir aprendiendo cosas. Ambos funcionan así. Creo que en un mundo dónde priman tanto los videojuegos, tablets y miles de pantallas  (sin despreciar sus efectos positivos) es muy bueno que jueguen a algo REAL  como es el ajedrez.

Ya que estamos con la editorial Parramon, os quería hablar también de un libro muy adecuado a estas edades que es una nueva versión del clásico “Alicia en el país de las maravillas”. En este caso, viene en una caja que contiene lo siguiente: mapa mágico, stickers que bailan, búsqueda del reloj mágico en realidad virtual y unas novedosas gafas virtuales en ·3D personalizables con Alicia. 

Este ejemplar que hemos probado en casa, yo lo recomendaría con niños de a partir de 7 años mínimo porque las gafas en 3D pueden marear quizás si no o pueden no entenderlo en su conjunto. Hay que descargarse una app en el móvil para jugar y una vez descargada, se mete el móvil dentro de las gafas y así es cómo funciona.

Es una auténtica pasada porque mientras los niños leen un cuento aparentemente normal, al ponerse las gafas que pueden decorar ellos mismos, por cierto porque son blancas lisas de cartón, pueden ir viviendo unos mundos mágicos con lo que van viendo a través de las gafas. Os puedo asegurar que mis chicos mayores flipaban al verlo. Puede ser un regalo muy original para estas Navidades, ahí lo dejo…;)

Os invito también a que votéis esta foto familiar con nuestras gafas de Alicia para que nuestra familia gane una caja de experiencias. ¡Mil gracias a todos!

Podéis votar clickando aquí: https://a.cstmapp.com/voteme/21687/620910090

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *