Tengo la suerte de  haber tenido 4 hijos sanos y nacidos entre la semana 38 y 42, pero aún así he tenido malos partos que me han dejado huella. Por eso y como a cualquier otra madre del mundo, me tocan historias como la que se cuentan en este  precioso y conmovedor vídeo que circula hace poquito por Internet. Sirve para explicar “Contigo, como en casa”, el proyecto que quieren lanzar desde el Hospital Vall de Hebron de Barcelona para lograr construir un espacio dónde las familias con bebés prematuros puedan alojarse el tiempo que necesiten para evitarles el tenerse que ir y volver a su casa cada día durante muchos días, semanas y, a menudo, meses.

Creo que después de este impactante vídeo, sobran las palabras, así que sólo os diré que si queréis colaborar económicamente con este proyecto para ayudar a que niños como Alvaro, esos guerreros sin armadura sigan adelante, podéis hacerlo consultando su web aquí. 

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *