A muchas os puede chocar un poco el título del post de hoy, pero en realidad, tiene su lógica. A mí, al menos, me pasó que tras volcarme tanto en los primeros meses de cada uno de mis tres hijos, me olvidaba de mí misma tanto que, a veces, hasta desaparecía por completo. Hablo del no dormir o del ducharte como si de una maratón se tratara o de ponerte cada día lo mismo de ropa que pillas en el armario pegue o no, esté con vómito de leche o comida aplastada encima…Y ya no hablo de arreglarse, maquillarse…el máximo lujo era depilarme mientras amamantaba a mi bebé en la camilla (qué recuerdos…).


Ya lo hablé en un post en los comienzos de mi blog yes que el llevar bolso es algo que desaparece porque el bolso del bebé se convierte en TU bolso también. Así que mezclas toallitas con monedero, pañales con móvil y llaves, chupete con agenda. Y así te tiras meses y meses hasta que un día dejas de llevar carrito ¡aleluya! Y llega la hora de llevar de nuevo un bolso y…si no te acuerdas ni de cómo ponértelo con un poquito de elegancia jajajaja de verdad que esto es totalmente verídico. Recuerdo perfectamente ir andando por la calle en plan: ¿se me notará mucho que no sé ni llevar mi propio bolso?

Yo soy muy fan de los bolsos, creo que como la mayoría de nosotras, mujeres. Tengo bastantes en mi armario. Siempre los he tenido. De distintos colores, tamaños y formas, de distintas estaciones y épocas de mi vida también. Siempre puedes comprarte un nuevo bolso, por pequeñito que sea y sentirte bien porque sabes que estés más gorda o delgada, hayas dormido poco o menos todavía esa noche y no puedas arrastraste por la vida más que como un zombie, te sentirás bien luciendo este complemento a juego con zapatos, bisutería o lo que sea! La cuestión es estar guapa y sentirte bien contigo misma.Ea!


En cuanto al tipo de bolsos que uso a día de hoy que, aunque sigo usando carrito,( ya no voy con el típico lote de pañales, toallitas, ropa de recambio y neceser), me decanto por los grandes. ¿Por qué? Pues por una sencilla razón: necesito llevar muchas cosas. La mayoría son un “por si acaso”, lo reconozco: una muñeca por si la niña se pone pesadita, unos coches para tranquilizar a los niños en caso de apuro, galletas y palitos por si nos da hambre a alguno, una botella de agua mínimo…en fin, ¡qué os voy a contar! Supongo que lo mismo que todas. Y aunque me sienta que mi hija de año y medio es muy mayor, no estaría mal tampoco llevar un pañal y un paquete de toallitas pequeñito que luego siempre pasa que se hace caca en el momento menos esperado y yo, sin nada encima como una maladre que presume de “sentirse ligera” sin el bolso del bebé jaja


El caso es que lo llene o no, me gustan los bolsos grandes y lisos preferiblemente porque así los puedes combinar con todo y no te cansas nunca de ellos, por eso cuando ví estos bolsos de esta nueva marca: Ros Bags me enamoré de inmediato del concepto pues plasmaban lo que yo necesitaba como madre: algo sencillo, pero a la vez elegante que me permitiera llevar cosas del bebé, pero también hacerme sentir un poco “mujer”, no sé si me entendéis. No quiero renunciar al glamour por ser madre porque yo siempre he sido coqueta y disfruto cuidándome. Y sobre todo, me encantaron esos bolsotes bien grandes en los que me puedo imaginar tranquilamente llenándolos hasta los topes de todos mis “por si acasos”.


Así que mamis recién dadas a luz o las que llevéis varios meses con vuestro pequeñín, no dejéis de cuidaros y sentiros más “mujeres” . Lucid vuestro bolsos con orgullo #hedicho 😉

María

6 Comments on Cómo pasar a ser mujer tras haber sido madre

  1. Llegaste tú y mi mundo cambió
    15 Febrero, 2015 at 9:00 am (2 años ago)

    Totalmente identificada! X'D
    yo, al reincorporarme al trabajo después del permiso de maternidad, tuve que abandonar el bolso del bebé antes de hora y ahora llevo mi super bolso gigante con mi agenda, Toallitas, algún muñequito y una barrita de arnidol Jajajajajaja.

  2. Llegaste tú y mi mundo cambió
    15 Febrero, 2015 at 9:01 am (2 años ago)

    Totalmente identificada! X'D
    yo, al reincorporarme al trabajo después del permiso de maternidad, tuve que abandonar el bolso del bebé antes de hora y ahora llevo mi super bolso gigante con mi agenda, Toallitas, algún muñequito y una barrita de arnidol Jajajajajaja.

  3. Mami Reciente Cuenta
    17 Febrero, 2015 at 6:14 pm (2 años ago)

    Yo soy fan incondicional de los bolsos. Pero durante la baja, siempre con el del bebé y ahora con mi bolso, el del bebé y lo que se tercie. Eso sí, un bolso como estos no me iría nada mal, que así me deshago de uno. Lo que pasa es que mis "por si acaso" son mucho más. Al ser un bebé de 7 meses. Le llevo 4 o 5 muñecos o juguetes. Varios pañales, toallitas, dos o tres mudas, pues es experta en vómitos en el peor momento y por supuesto una muda para mi, pues el vómito suele recaerme a mi. Aunque supongo que uno de estos bolsos todo cabría!!! jejeje

    Saludos

  4. ROSANA TELLEZ
    18 Febrero, 2015 at 10:21 am (2 años ago)

    Muchas gracias por compartir e identificarte con nuestros bolsos, queremos que todas las madres vayan guapas y aportar un granito de arena para hacer mas llevadera nuestra maravillosa maternidad! Gracias de nuevo!!

  5. ROSANA TELLEZ
    18 Febrero, 2015 at 10:24 am (2 años ago)

    No me gustaban los bolsos grandes y ahora después de ser madre soy fan número 1. De parte de RosBags te doy las gracias por sentirte identificada con lo que Maria ha escrito porque es justamente lo que nosotras pensamos!!

  6. ROSANA TELLEZ
    18 Febrero, 2015 at 10:28 am (2 años ago)

    La verdad que nada mas cómodo que llevar un solo bolso! De paso poder colgarlo en el carrito y que al llevarlo al hombro te combine, es un alivio. Gracias por identificarte con la idea de RosBags y por compartir los mismos pensamientos que han hecho posible la creación de esta marca, hecha por y para las mujeres!