Desde que porteé a la Menor, deseaba tener un abrigo de porteo porque en verano muy bien, pero cuando empieza a hacer frío es un rollo porque los abrigos o chaquetas no suelen cerrar por muy grandotes que sean, así que acabas dejándotelos abiertos y el niño sin recibir una capa extra de abrigo que podría recibir.

Con el Cuarto me dije que era un imperativo tener un abrigo de porteo para afrontar las bajas temperaturas del invierno, así que hoy me podéis ver aquí con este cómodo y práctico polar unisex Momawo que venden en la tienda de porteo especializado Kangura de Barcelona.  Ésta es una empresa especialista en portabebés ergonómicos desde el 2009 dónde no sólo venden los mismos, sino que también enseñan a los padres a ver qué portabebés es más adecuado para la situación de cada uno. Puedes comprar tanto en su tienda online como en la que tienen físicamente en la calle Torrent de l’ Olla 163 en Barcelona.

Allí podréis encontrar todo tipo de portabebés desde fulares elásticos o de tejidos, mei tais, bandoleras, accesorios para el porteo, portabebés minis para los niños…etc Es el paraíso de los que porteamos porque sabemos que es lo mejor para nuestros bebés.

Este polar de porteo me pareció perfecta por ser meno engorrosa quizás que un abrigo y muy útil para mi vida como madre de familia numerosa que necesita tener las manos libres.

Aquí podéis ver en estas fotos a las que tengo mucho cariño pues me las hizo mi marido en casa de mis padres en Madrid el día de la cabalgata de Reyes, pocas horas de salir a la aventura:

 

Como véis, el Cuarto va cómodo, abrigado y contentísimo y yo más todavía de verle así de bien. Gracias a su insertable en la parte delantera, puede usarse tanto en el embarazo como cuando el bebé ya ha nacido y así se prolonga la vida útil de esta prenda de porteo.

Como véis, te permite liberar tus manos y metértelas hasta dentro del polar, si así lo prefieres por comodidad o porque hace frío.

Lo bueno de este polar Momawo es que te permite seguir porteando y notando a tu bebé cerquita tanto si va delante como detrás. En este caso, al ir delante va colocado a la “altura de un beso” que es como tiene que estar.

Cuando se duerme, siempre puedes subirle más la cremallera para que le cubra más la cabecita y al estar despierto, bajársela un poco más para que pueda ver el panorama.

La hacen en negro que es un color muy neutro y sufrido que pega con todo y hasta estiliza la silueta. ¿ Qué más se puede pedir?  Ah, sí, que sirva tanto para portear delante como detrás cuando sean mayores. En esta imagen podéis apreciar la cremallera que tiene en la espalda para cuando lo lleves detrás, el niño saque su cabeza por ahí. Tengo que reconocer que yo nunca he porteado detrás todavía, pero con éste, seguramente me anime dentro de unos meses cuando sea mayor.

En realidad, si le quitáis el insertable, es un polar negro de toda la vida, por lo que si no estáis embarazadas ni porteáis, lo podéis seguir usando como una prenda normal más. Perfecto para los días de frío en el campo o para ir a por los niños al cole en días de lluvia que no sabes qué ponerte.

Quizás os estáis preguntando si el bebé no se agobia ahí dentro o pasa demasiado calor. Tan sólo tenéis que ver la carita de mi gordo para ver que está perfecto, igual que cuando le porteo. Tened en cuenta que iba con abriguito no muy gordo y afuera hacía mucho frío, no recuerdo la temperatura exacta, pero era un 6 de enero. En realidad, así, él y yo llevamos la misma cantidad de capas de abrigo.

En esta foto podéis apreciar más de cerca el tejido del polar Momawo. El exterior es 100% algodón y el interior, lleva un forro 100% de poliéster. Se puede lavar a máquina a 30 grados. Está fabricado en Europa. Lleva un cierre extra en el cuello y la nuca para poder proteger esta zona durante el porteo. Al ser unisex lo pueden llevar tanto el papá como la mamá, así que como véis, no es la típica prenda de uso de tan sólo unos meses, sino un imprescindible en el invierno para los que porteamos.

¿Os animáis a portear con este polar Momawo? Si es así, podéis encontrarla en Kangura.

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *