El lunes 30 de abril mis hijos tuvieron fiesta en el cole y ese día tuvieron la oportunidad de ir al mini campamento por un día a hacer experimentos en inglés en el centro Wonderfun de Barcelona.

Reconozco que al principio, cuando me dijeron que hacían experimentos pensé : ¿ y qué experimentos pueden hacer con 4, 6 y 8 años? A ellos les gusta hacer guarradas como el slime y probar de mezclar comida, pero así como un experimento en serio, reconozco que me suponía un gran reto como mujer de letras puras.

Me gustó mucho la forma de trabajar de este centro regentado por María Ribó porque a los niños se les explica todo para que así lo entiendan mejor. Así, ese “experiments day” les dijeron que iban a ser científicos por un día y por eso les pintaron unas gafas para que estuvieran muy atentos a todo lo que iba a suceder a partir de entonces. No hagáis caso de la cara del Mayor que le gusta poner caras…

A continuación empezó la acción con un volcán que construyeron entre todos con plastilina y otros materiales. Entró en erupción gracias al bicarbonato en reacción con el vinagre (algo que claro, a mí, jamás se me habría ocurrido, lógicamente).

Le dividen en grupos por edades, así que aquí la está Blanca, the scientist, muy concentrada en lo suyo:

¡Cuántas de nosotras hemos estudiado en un sistema en el que todo se reducía a aprender cosas de memoria! cuando estudié 3 años en el colegio británico en Holanda, tuve que cambiar el chip pues allí todo se entendía tocándolo, entendiéndolo.. y así es como todavía recuerdo las cosas que estudié entonces: experimentos en física y química, recetas de cocina, nombres de plantas, partes de la montaña…etc

Por eso me encanta que mis hijos puedan aprender de esta manera, tal y como hacen en su cole y como hicieron ese día en Wonderfun. Un babero bien grande y ¡ a enguarrarse! Nada como entender las cosas para despertar la curiosidad en el niño, algo sumamente fundamental sobre todo en esta era en la que se les dan tantas cosas hechas y no tienen que esforzarse a menudo por pequeños retos.

Tras haber conseguido que el volcán entrara en erupción, se fueron a un parque cercano a desayunar y jugar un rato. A la vuelta, hicieron otro experimento llamado “blow a balloon” (infla un globo), pero sin usar la boca, cosa que parecía imposible, pero con vinagre y bicarbonato sódico se puede. Eso sí, bajo la supervisión de un adulto.

Después hicieron una pausa para comer gracias al catering del Mercado de Sarrià que les trae comida de primera calidad. Quería, además, resaltar el cuidado que tienen con los niños con alergias como es el caso del Mayor. Ellos ya hacen un menú sin gluten, pero en este caso les pedí que fuera sin frutos secos y lo cumplieron fenomenal, cosa que como madre me da mucha tranquilidad.

Tras relajarse después de la comida, vino el experimento del “pendulum painting” ( el péndulo que pinta). Y es que como decía Albert Einstein “el aprendizaje son experiencias y todo lo demás es información “, así que qué mejor manera de aprender que pintando, tocando, manipulando. Aunque ya os lo he ido adelantando, os recomiendo que leáis este artículo en su blog que habla sobre el por qué es bueno que los niños aprendan haciendo experimentos. Como podréis ver, cuelgan posts muy interesantes sobre educación infantil.

Para finalizar hicieron el último experimento de “absorbing water” ( absorber el agua) que fue el que yo ví en acción cuando les fui a recoger y muy chulo. Destacar el nivel de inglés del personal que yo valoro mucho por haber estudiado en el extranjero.

Deciros que el día 18 el centro permanecerá abierto, aunque muchos coles cierran por libre disposición. En Wonderfun harán otro mini camp que seguro les encanta a vuestros hijos y les ayuda a despertar su curiosidad.

Estad atentas porque en breve haremos un sorteo mucho chulo con ellos.

 

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *