Esta semana vengo con un post diferente que he querido titular «Slow life». No vengo más que a contaros una experiencia familiar bonita que tuvimos el fin de semana pasado yendo a recoger moras, una actividad tan antigua como la vida misma. Yo no soy muy de campo y bichos, pero mi marido va mucho […] Read more…