Ay, amigas, ¡ lo bien que estaba yo en el segundo trimestre y el bajón que he pegado ahora en el tercero! No dejo de sorprenderme y eso que es mi quinto embarazo, pero cada embarazo es más o menos igual: primer trimestre horripilus, segundo genial, lleno de energía y tercero, agotada de la vida. Pues así llegué a manos de Sergi de nuevo: muy cansada y con mucha lumbalgia por el tripón que tengo que me tiene la espalda machacadita. Así que si en el segundo trimestre ya me fue bien un masaje (como os conté en este post), no os cuento la necesidad real de un masaje para embarazadas en el tercer trimestre.

En realidad, las maniobras que me hizo este quiromasajista son las mismas que en el anterior trimestre. Las que más actúan a modo de relajar y descontracturar el músculo son: amasamineto digital, amansamiento palmar-digital y amansamiento nudillar simple y completo. 

No os lo dije en el otro post, pero en su centro Ginecologic de Sarrià, Sergi dispone de una camilla de embarazada con un agujero grande para meter la tripa y así poder estar bocabajo, así como otros dos pequeñitos para el pecho que a mí me resultan útiles tanto ahora como cuándo amamanto para que no se me estrujen porque si no, al cabo de una hora, acaban doliendo.

No obstante, aunque haya embarazadas que puedan estar cómodas bocabajo en esta camilla porque echan mucho de menos esta postura que de otro modo es imposible lograr, también es cierto que es algo muy personal. De hecho, a mí, aún gustándome tumbarme bocabajo, llegó un punto que me agobié un poco porque necesitaba como más aire para respirar y me giré de lado y continué así el masaje y sin problema.

Es importante decirle a la persona que te está tratando si no estás cómoda del todo, te molesta algo o tienes frío o calor porque, aunque parezcan cuestiones nimias, si no lo dices, en lugar de ser un rato placentero, se convierte en un “que pase rápido” y la gracia de este tratamiento es disfrutar.

Yo fui con muchos dolores lumbares y salí muy relajada, igual que la otra vez y con cero agujetas al día siguiente. Como os comentaba en el otro post, los beneficios del quiromasaje no son sólo fisicos, sino que también actúan calmando la ansiedad de la futura madre . Le ayudan a tener un equilibrio físico-emocional, así que a mí me ha venido fenomenal justo antes de que empiecen el cole los niños porque tras casi tres meses sola con ellos, estaba ya un poquito atacada, como os podéis imaginar.

¿Habíais oído hablar vosotras del “quiromasaje” y sus beneficios?

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *