Si ya os contaba ayer cómo entreno con Abraham en el Total Booster  , hoy os quiero hablar de otros servicios muy interesantes que ofrece este centro para maximizar tu entreno tales como los de un fisioterapeuta, un dietista y un entrenador de hipopresivos.

He tenido la oportunidad de visitarme con Manel Pardo, instructor  oficial del Método Hipopresivo de la escuela de Caufriez  que es un gran profesional muy apasionado por su trabajo. He hecho muchas tandas de hipopresivos en centros diferentes desde que soy madre y él ha sido el que, aún siendo hombre, me ha dado un mejor feedback. La verdad es que siempre había estado con chicas expertas en hipopresivos y al estar acostumbrada a ello, se me hacía un raro que un chico pudiera no sólo saber del tema, sino ser muy bueno en ello. Porque los hombres también tienen suelo pélvico y también pueden trabajarlo, aunque es cierto que al no pasar por embarazos no se resiente tanto como el nuestro.

Seguramente ya lo sepáis, pero por si acaso, quiero recordaros los beneficios de los hipopresivos: recuperación postparto, reducir el perímetro de la cintura, frenar y prevenir la incontinencia urinaria, prevenir los prolapsos y las caídas de órganos internos, mejorar la postura corporal, aumentar el tono muscular del suelo pélvico y de la faja abdominal, incrementar el rendimiento deportivo, prevenir hernias abdominales, discales, pélvicas y umbilicales y hasta mejorar las prestaciones sexuales.

Aquí me tenéis haciendo la clásica posición de hipopresivos súper concentrada: pies paralelos, vasculación de pelvis, espalda alargada y en apnea.

Manel hace entrenos grupales reducidos de hipopresivos para ayudarnos a recuperar el tono abdominal y del suelo pélvico tras dar a luz. En mi caso, teniendo una diástasis abdominal es un imperativo hacer cada día y no lo hago por dejadez y pereza, supongo que como muchas de vosotras, pero al menos, cuándo he ido con él un par de veces, sé que lo he hecho bien y he aprendido la técnica más pura.

Tras casi dos meses haciendo hipopresivos pudo constatar cómo había una disminución de la diástasis abdominal, una reduccion significativa de los perímetros corporales (abdominal y pélvico) y un sorprendente elongamiento de la columna vertebral que se traduce en un aumento de la altura sentada en centímetros.

Podéis seguirle en su cuenta de Instagram aquí porque, además, de triatleta es preparador físico y seguro os puede ayudar en muchos otros niveles como puedes ver en su web de hipopresivas aquí dónde podéis leer los servicios que ofrece.

Trabajando con elementos externos como cintas elásticas y pelotas, cosa que yo ni sabía que era posible mientras haces hipos, se puede maximizar este ejercicio. Es increíble la fuerza que llegas a hacer. De hecho, yo, tras media hora acababa sudando como si viniera de entreno mismamente.

Es una suerte tener a un entrenador que te corrige cada postura porque esto es especialmente importante con los hipopresivos en los cuales, según me explicó, si tienes una mala postura, no estarías trabajando bien y no serviría de nada el ejercicio entero.

Con Anais, la dietista, he hablado sobre el tipo de dieta que llevo yo desde hace unos meses gracias a la cual he perdido 15 kilos y ella me ha dado tips para mejorarla incluso más pues sigue mi misma corriente y eso ha facilitado mucho nuestro entendimiento pues yo no caso mucho con los nutricionistas de la antigua usanza, por así decirlo.

Tras un completo estudio sobre mi estilo de vida,embarazos y alimentación, ha podido asesorarme adecuadamente e indicarme cómo y dónde mejorar.

En una primera visita te mide la grasa y masa corporal. Esto es algo que nunca había hecho y sus resultados me han sorprendido mucho pues me dijo que tenía mucha masa muscular y menos grasa de la que yo pensaba, la verdad.

Anais me recordó que tenía que consumir más legumbres (hay que tomar de 2 a 3 semanales), más fruta, menos carne roja y más blanca y, además, para las meriendas que para mí es la comida más difícil y tentadora del día, me sugirió ideas. Te manda por email recetas que te propone, cosa que va muy bien para darte ideas porque a veces no salimos del de “merendar fruta”.

Podéis seguirla aquí, en su cuenta de Instagram pues tiene un bonito timeline con ideas de recetas saludables y frases motivadoras.

Os comentaba que antes de empezar a entrenar, es fundamental contar con la opinión de un fisio para que nos analice y vea cómo estamos. En mi caso y tras haberle dicho que tenía el suelo pélvico tocado y diástasis abdominal, tal y como me diagnosticaron hace unos meses, Chus me dijo que tenía que trabajar sobre todo  el abdomen, la zona de las lumbares que me molestaba siempre y, para mi sorpresa, una cadera.

Y vosotras, mamis, ¿a qué centros acudíis para cuidaros tras dar a luz?

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *