Creo que lo que nos diferencia a las que somos madres de las que no es que nos pasamos unos meses, años, quizás toda la vida echando de menos cuando podíamos dormir todo lo que nos diera la gana ¿o no? yo desde luego, que llevo con el sueño interrumpido desde hace unos cinco años, sólo sueño con dormir. Conste que con el Mayor de cuatro años y medio tuve muchísima suerte pues durmió del tirón a partir de los 6-8 meses y en su habitación. No puedo decir lo mismo del Mediano que no durmió del tirón hasta los dos años, una vez estaba ya embarazada de la Menor. Y la princesa de la casa lleva 14 meses de vida y ahí sigue “dando guerra” por las noches. Así que que mi hijo duerma toda la noche del tirón es mi máximo anhelo, eso queda claro, ¿verdad?
 
Hace unos días nos llegó a casa este paquete tan grande. ¿Qué será, qué será? La marca de colchones Dormitia quería colaborar para que yo cumpliera mis sueños y entrenara a mi pequeña de 14 meses para princesa. Sí, sí, lo que oís: princesa y no una cualquiera, sino la princesa más fina y sensible de todas: la princesa del guisante.

Así que desempaqueté la caja y me sorprendió encontrarme el colchón enrolladito. Así no ocupaba tanto. Estaba envasado al vacío, por lo que necesitaba que lo dejara durante 72h para que recuperara su tamaño y forma original.

Aquí os voy mostrando el proceso:

Recién abierto de la caja era una cosa tal que así:

Aguanté pacientemente durante 3 días pues tenía muchas ganas de probar un colchón nuevo para la Menor con la esperanza de que así durmiera, quizás, un poco mejor.

Mientras tanto, pude leerme atentamente todas las instrucciones y composición de este colchón tan novedoso pues es el único colchón infantil que tiene certificado sanitario por su composición. Aunque a la vista os pueda parecer uno normal y corriente, yo era muy consciente de que tenía en las manos un colchón de lujo, vamos, lo perfecto para que mi princesita hiper sensible a los ruidos pudiera conciliar el sueño por la noche.

La clave de Babykeeper es que no está hecho no os digo ya con los antiguos muelles  ni espuma, ni siquiera látex o la famosa viscoelástica. Tiene un núcleo hecho de una estructura reticular de membrana abierta resistente a los fluidos ácidos (osea, pipís) y lavable con agua (fundamental).

Aquí podéis ver cómo es por el lateral. No se ve la cremallera que tiene porque está en la cara oculta del colchón para que esto no suponga un riesgo para el bebé. Está todo pensadísimo…

Me sorprendió mucho el hecho de que todo el colchón, es decir, tanto esta funda exterior blanca y negra que véis, como el núcleo son completamente lavables. Me parece muy práctico porque con el Mediano y su operación pañal nocturno ando loca lavando toda su ropa de cama día sí, día también y en cambio, esto es algo que no me permite su colchón de viscoelástica y aloevera.

Este colchón está recomendando para bebés hasta los dos años. El mío es tamaño cuna, pero también lo podéis encontrar en tamaño mini-cuna con exactamente las mismas características. Es apto tanto para  recién nacidos (en tamaño mini -cuna) como para bebés de partos múltiples (ya se entiende que cada niño necesitaría su propio colchón).

Y debido a todas sus propiedades de transpiración y demás es que no necesita ni un empapador ni bajera. De hecho, yo sólo le tapo ahoa que ya hace frío con edredón,pero duerme directamente encima del colchón que podré ir lavando cada semana ( o lo que cada una necesite).

La hora de la verdad
Pero vamos a lo que os interesa: ¿funciona o no? vamos a explicar las cosas paso a paso y en su contexto. Partimos de la base de que La Menor ha dormido en nuestra  habitación, colechando muchas veces con nosotros hasta el año, por lo que lleva tan sólo dos meses y pico durmiendo en su cuarto. Su colchón es uno que me consta que es muy bueno también pues nos lo hicieron en ex-profeso en una colchonería y tiene materiales específicos para las necesidades de los niños pequeños, es decir, que no tengo un colchón de Carrefour de 20 euros precisamente, pero ni con esas me ha dormido nunca del tirón.

En cuanto a la alimentación, que creo que también es importante mencionarla para tener en cuenta todos los factores, deciros que ella cena desde hace meses exactamente lo mismo que sus hermanos y toma exclusivamente pecho durante las múltiples veces que se despierta por la noche. Se suele despertar a las 12, 3 o 4 y 6 y ya luego,a las 7, vamos que tenía un sueño lo que viene siendo “ligerito”. Al menor ruido, se despierta. De hecho, una no va casi al baño por no despertarla durante la noche, para que os hagáis idea de cómo es “su majestad” 😉

Yo sólo os digo que no sé si es la emoción de que acaba de aprender a andar o qué, pero desde que duerme con este colchón se despierta tan sólo una vez, cosa muy rara y ya lleva días repitiendo el patrón, así que una de dos: o está muy cansada de andar o este colchón es mágico!!!! dado que sólo da unos siete pasitos como mucho, me inclino a pensar más que este colchón digno para príncipes y princesas tiene mucho que ver en ello. Ojo que yo no os digo que esto sea La Solución, luego no me vengáis con reclamaciones, pero a mí, desde luego, me ha ayudado y mucho.

Lactancia materna + Babykeeper = bebé feliz y descansado = mamá feliz y descansada

¿De qué son vuestros colchones? , ¿creéis que influyen en el sueño de vuestros hijos?¿Qué trucos utilizáis vosotras para que vuestros hijos concilien mejor el sueño?

María

1 Comment on Cómo conseguir que tu bebé duerma más

  1. planeandoserpadres LTR
    4 diciembre, 2014 at 10:55 am (3 años ago)

    ¡Lo quiero yaaaaaaaa! Oye, que yo reconozco qu el colchón de mi bichilla debe ser una birria barata pero si con este se puede dormir con un solo despertar nocturno ¿dónde hay que firmar para que me traigan uno igualito a casa? Que esto de ser mamá blogger 24 horas me requiere mucho esfuerzo y yo quiero dormir a pierna suelta, como lo hacía hasta que esta niña cumplió los 7 meses y decidió empezar a despertarse cada 2 horas durante toda la noche. Y otra cosa, eso de que se lavable ¡mi madre mataría por un invento así pero para mi abuela!