Hace unos años tuve la oportunidad de probar el primer colchón de cuna de la marca Baby keeper con la Menor. Aquí os contaba cómo conseguir que tu bebé durmiera más porque a mí me funcionó. Ahora, con el Cuarto, la tecnología ha ido avanzando hasta tal punto que existe, aunque parezca mentira, un colchón para cuando tu niño tiene fiebre: el modelo Classic Therm ¿Y esto qué quiere decir exáctamente? ¿que tengo que pasar a mi hijo a un colchón específico para cuando le sube la temperatura? no, para nada. Baby keeper ha creado un colchón de uso diario que, además, es térmico, es decir, que en caso de que le de fiebre a tu hijo, lo detecta y esto lo muestra cambiando de un color marrón-negro a otro rojo-anaranjado.

Baby keeper diseña unos colchones únicos en cuanto a sus características. Intentando resumirlas en 12 os diré lo siguiente:

  1. Reduce la inhalación de CO2
  2. Es el único colchón sanitario de Europa
  3. Es un producto etiquetado y editado Oekotex clase 1
  4. Tiene una firmeza óptima
  5. Máxima transpiración y evacuación del calor
  6. Pasa un estricto control de trazabilidad
  7. Su núcleo y funda son lavables (lo que oís!!!)
  8. Mejora la función respiratoria durante el sueño
  9. Certificados Sanitized (protege de bacterias, hongos y ácaros) + Hygcen (garantiza que el material está libre de toxicidades)
  10. Avalado por profesionales e instituciones
  11. No necesita uso de sábanas ( ¡¡¡ guauu!! , me encanta esta parte)
  12. Patentado a nivel mundial
  13. Además, este modelo tiene un efecto cromoactivo para alertar del aumento de la temperatura del bebé

¿Véis que núcleo más curioso tiene? es súper diferente a todo lo que podáis haber visto antes en cuanto a colchones se refiere. Es de ERMA. Su funda es un tejido 3D de poliéster 100%, igual que las etiquetas que lleva.La cremallera y su hilo también. El ribete es de bies de algodón 48% poliéster y un 52% con mecha de polipropileno. Os explico todo esto para que entendáis por qué es un colchón único.

Tiene una tecnología Dermawell que lo convierte en un colchón perfecto para incluso las pieles atópicas (como las de mis cuatro hijos) porque tiene una exclusiva tecnología aplicada a los tejidos de sus colchones de cuna que inhibe la bactería estafilococo aureus al 99% (bacteria que provoca la infección de las erupciones de la piel de los bebés).

¿Sabíais que este colchón además ayuda a prevenir el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL)?  Este síndrome está relacionado con factores como sobrecalentamiento, inhalación tóxica, apneas prolongadas, reflujo gastroesofágico o lecho con firmeza inadecuada. Al ayudar este modelo de colchón a un sobrecalentamiento se convierte, por tanto, en una herramienta esencial para prevenir el SMSL, tal y como explica Tomás Zamora, director del departamento de innovación de ECSI (Instituto Europeo de Calidad del Sueño)

Como véis, el Cuarto está encantado con su nuevo colchón. No se da cuenta, pero no sólo está cómodo, sino que, además, estoy velando por su salud al estar aquí tumbado.

El día de las fotos tenía los ojos un poco llorosos y no pensé que tuviera fiebre, la verdad, por eso tuvimos que recurrir a un pequeño simulacro para ver si funcionaba realmente cuando subías la temperatura.

Probamos con un secador aplicando calor primero de lejos y cada vez más de cerca y aquí está el resultado. Más claro, agua.

¿No os parece alucinante? a mí me da muchísima tranquilidad, la verdad. Es cierto que ya tengo algo de experiencia y si mis niños tienen fiebre, a veces, con tocarles es suficiente, pero no está nada mal tener el recordatorio del propio colchón para asegurarte.

Así nada, mamis, si queréis el mejor colchón para vuestros hijos y que, además, en caso de fiebre os avise mediante este cambio de color, podéis adquirir vuestro colchón Baby keeper en diferentes tamaños (mini-cuna y cuna o ambos) en los siguientes establecimientos. Yo, desde luego, quiero ver al Cuarto sonreir así siempre.

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *