Nunca había escrito sobre los viajes en coche que hacemos un par de veces a Madrid y era un tema que tenía ganas de contaros porque creo que os puede, quizás, ayudar con nuestra humilde experiencia tras llevar 7 años haciendo este recorrido.

Cada vez tenemos más hijos, lo cual equivale a más bultos en general, vaya. Primero porque el carrito, la cunita, etc, etc..aunque con los años hemos ido mejorando y en casa de mis padres que es dónde nos solemos alojar cuando vamos, ya tenemos cuna y trona, por ejemplo. Lo que tengo comprobado es que en verano hay mucho menor equipaje porque todo ocupa menos y en invierno los jerseys, abrigos y zapatos hacen que nuestras maletas vayan hasta los topes.

Os quiero dar un par de consejillos que a mí me hubiera gustado saber antes de lanzarnos en nuestros viajes a Madrid de unas 7 horas mínimo ( nótese que hacemos bastantes paradas por pises, cacas, pecho, gasolina y demás). Pero ante todo una premisa: tengo que advertir, para los que no me conozcáis, que soy un poco talibana con la hora de acostarse los niños ya que les pongo en la cama a las 8 sea verano o invierno básicamente, como podéis recordar en este post que gustó mucho. Dicho esto os digo:

  • Que cada uno salga de viaje cuando le vaya mejor. Mis hijos se levantan muy pronto, siempre a las 7 (a temporadas, incluso, antes), y se acuestan muy pronto, por lo que para nosotros nos va bien salir por la mañana que suele acabar siendo medio día. Muchos amigos salen de madrugada y así aprovechan mientras los niños duermen y llegan de día a su destino. A nosotros eso no nos va nada. Bastante mal dormimos por las noches como para estropearlas. Además, a mi marido que es el que conduce en largas distancias no le gusta nada y yo le entiendo porque no me parece justo para él. Lo considero un esfuerzo innecesario, además de algo peligroso. Yo soy mala copiloto porque me duermo en seguida, así que no podría asegurarle conversación en mitad de la noche.
  • Antes de salir, revisad el coche. Esto es impepinable y parece de sentido común, pero quizás con las prisas del día a día se nos pasa y luego podemos tener sustos por el camino y eso es más difícil de arreglar. No cuesta tanto llevarlo al taller unos días o semanas antes de un viaje y que nos lo pongan a punto.

  •  Al llevar bebés, hay que comprobar que las sillitas estén bien ancladas. Una vez más, más vale prevenir que curar. La silla de la foto, por ejemplo, la Doona +, va fenomenal para los primeros meses de vida del bebé como podéis recordar en este post porque sirve tanto para coche como para dar un paseíto con sólo plegar y desplegar la misma pieza.
  • No se fuma en el coche. Bueno, esto es obvio y a parte, no fumamos (sólo mi marido de muy vez en cuando), así que esto no es un problema para nosotros.
  • No se debería comer ni beber, pero la práctica es que en viajes tan largos, a veces es inevitable para que estemos todos más relajaditos. Yo me llevo zumos o batidos en bricks individuales con pajitas como premio especial para el que se porte bien pues no los compro nunca más. Además, las galletas y palitos son fundamentales si queremos llegar a nuestro destino cuerdos. El coche se mancha, sí, pero luego se limpia, no pasa nada.
  • Hay que asegurarse de que tenemos suficiente gasolina. ¿Parece lógico, no? Ay, si os contara que este verano yendo a Madrid casi nos quedamos sin carburante…¡qué miedo pasé de que estallara el coche, madre mía! Llegamos a la estación de servicio más cercana de milagro. Nunca más. No se puede apurar tanto, de verdad y menos, si viajas con niños.
  • Revisar que el coche tenga todo lo obligatorio y lo aconsejable: triángulos, chaleco, pinzas, linterna..etc Nunca se sabe lo que puedes llegar a necesitar..

Ahora os quiero dar consejos para viajar ahorrando algo de dinero (tampoco os penséis que esto es el no va más):

Todo lo que os contaba antes es aplicable si vas a un destino conocido, pero, ¿ y si vas fuera de España, por ejemplo? Nosotros fuimos a una boda en Suiza en septiembre y la verdad que hay cosas que me sorprendieron de las carreteras de Francia, por ejemplo y de cómo funcionan sus gasolineras de una forma tan peculiar y diferentes a las de España. Hay que tener en cuenta los peajes que habrá porque nos pueden jugar una mala pasada ya que los peajes en Europa no son los mismos que en España y puedes acabar desembolsando cantidades ingentes de peajes que se lo digan si no a maridín. De modo que aquí viene el primer consejo:

Planea tu viaje. Yo soy muy previsora y no suelo dejar nada a la improvisación, aunque claro está, que siempre pueden suceder mil cosas y más si vas con niños. Sin embargo, hay cosas que sí que puedes y de hecho, debes hacer, yo creo, como es mirar la ruta que harás y buscar alojamiento si es que no estás en casa de un familiar o conocido. Así puedes tener importantes descuentos.

Usa el GPS. Yo soy muy fan del GPS. Aprendí tarde a conducir y me daba mucho miedo conducir fuera de mi zona de comfort, pero descubrí que yendo con GPS no tengo que tener miedo a nada. Como le digo a mi marido que no confía tanto en él: “a ver, ¿quién sabe más: tú o la suma de conocimientos de miles de personas a lo largo de los años?” Ale. Lo dicho.

Dáte de alta en portales de turismo para conseguir descuentos y beneficiarte de promociones. Reconozco que me falla este punto, pero me lo apunto para mi próximo destino.

No lleves demasiado equipaje. Yaaaaa. Díselo a una  previsora madre de familia numerosa…jajaja iríamos siempre más ligeros y gastaríamos menos gasolina, lo sé, pero para mí esto es una batalla perdida y mi marido lo sabe y ya ni lo pelea.

Parando en las estaciones de servicio , si tienes a mano su tarjeta visa de BP,  puedes ahorrar hasta 5 céntimos de descuento por litro en cada repostaje con tu tarjeta mi BP o hasta un 9% al repostar con la Visa BP.

Además, si las usas con frecuencia, vas acumulando puntos que te permiten obtener descuentos en varias tiendas como en El Corte Inglés, Ikea, Visionlab, Game, Decathlon e incluso descuentos en Amazon .

Sube las ventanillas y pon el aire acondicionado en verano. ¿Sabíais que al ir a más velocidad gasta más el ir con las ventanillas bajadas que ir con el aire acondicionado a todo trapo? No te acostarás sin saber una cosa más 😉

Como véis, en realidad es sentido común para ahorrar poquito a poco para así evitarte sustos de pagar muchos peajes, más gasolina de la esperada o una reparación imprevista en el coche al estar fuera de tu ciudad que te cueste un congo belga.

 

 

María

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *